26 abril 2018

Industrialización del litio por Alemania



El largamente acariciado proyecto de industrialización del litio acaba de dar sus primeros pasos hacia su concreción. Después de varios intentos e incluso conflictos regionales; después de un largo debate acerca de las condiciones, riesgos y conveniencias de su implementación, Bolivia ha elegido a la firma alemana ACI Systems para montar cuatro plantas de litio en el Salar de Uyuni. La inversión prevista es de 1.328 millones de dólares y se ha estipulado la conformación de una empresa mixta en la que Bolivia tendrá el control de 51% y los inversores alemanes de 49%. La inversión se hará en esta misma proporción.


La industria a instalarse está destinada a la fabricación de baterías para automóviles y otros productos derivados, un proyecto que Alemania considera estratégico para su país, que ha apostado desde hace algunos años de manera contundente por la descarbonización de su transporte vehicular. En Alemania ya se fabrican automóviles con baterías de litio que se deben comprar en el exterior.


El embajador alemán Mathias Sonn ha sido pieza clave en la negociación y el acuerdo de esta incipiente sociedad. Sonn ha destacado la experiencia que tiene su país en desarrollo tecnológico y el interés de impulsar específicamente una industrialización "verde" del litio. "Nuestro interés en el litio boliviano, es un interés de industrialización (no de extracción únicamente), por eso somos los únicos socios estratégicos para Bolivia en este proceso (...). La cooperación  alemana también podría entrar en el suministro energético para el proceso industrial, podríamos lograr todo el proceso con energía solar, que haría del litio boliviano el único litio verde en todo el mundo", sostuvo a Página Siete.

Además, Sonn señaló que su país, junto al Estado boliviano, podría alentar paralelamente la formación profesional para los ingenieros, los técnicos y los trabajadores.


Para el Gobierno, según el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú, la producción de las cuatro plantas permitirá al país generar utilidades por al menos 1.100 millones de dólares, con lo que la inversión podría recuperarse en un par de años. Destacó que la alemana ACI Systems fue elegida entre muchos consorcios internacionales que compitieron por más de un año para asociarse con Bolivia e industrializar el litio contenido en el Salar de Uyuni.


Un auspicioso acuerdo que coincide con el postergado proyecto de no sólo extraer sino industrializar nuestros recursos naturales. La sociedad con los inversores alemanes parece sólida y confiable y es de esperar que además de los beneficios económicos cumpla con su promesa de no dañar un espacio tan valioso como es el Salar.

Fuente.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...