06 agosto 2017

Tania Pozzo, biotecnóloga premiada por la Unesco

Ganó el premio Mujeres en Ciencia de la Unesco y el galardón Marie Curie de la Academia Nacional de Ciencias. Tras desarrollar tecnologías ecológicas, la posdoctora en Biotecnología ahora investiga en EEUU nanopartículas contra el cáncer.


Tania Pozzo,  biotecnóloga  premiada por la Unesco

 
Liliana Carrillo V.
Tania Pozzo descubrió su vocación  en el laboratorio de su padre y leyendo libros de ciencia ficción en su infancia. Hoy,  desde la Universidad de Davis, California,  la posdoctora en Biotecnología  rediseña una proteína  de la luciérnaga para que produzca una luz no invasiva que permita ver internamente  tumores en pacientes. La ciencia ficción es una realidad para esta premiada profesional boliviana. 
Nacida en Potosí pero radicada desde niña en La Paz,  Pozzo ganó la beca  Mujeres en Ciencia  otorgada por la Unesco y L'Oreal en 2014. Y, ese mismo año recibió  el premio Marie Curie, de la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia. Hizo su maestría y doctorado en la Universidad de Lund (Suecia) y  actualmente  trabaja en UC Davis de la Universidad de California (Estados Unidos) donde concluyó su posdoctorado con honores.
"Los bolivianos somos muy trabajadores y cuando logramos trabajar en grupo lo hacemos bien", resume Tania con su experiencia de haber sido  parte en muchas ocasiones de  equipos interdisciplinarios de profesionales de diferentes nacionalidades.
De la ficción a la ciencia
Tantas revistas científicas y libros de ciencia ficción había  en su casa cuando era niña, que Tania creció soñando en crear fórmulas e inventos que cambiaran el mundo. Como su padre es geólogo, pronto ella y su hermana aprendieron a usar el microscopio y a moverse en un laboratorio como en su casa. 
A los 12 años ya tenía una convicción: iba a ser bióloga molecular. "Disfrutábamos de  pasar el tiempo viendo cómo mi papá analizaba sus muestras y nos explicaba los cambios biológicos en la naturaleza. De esa manera, mi interés nació y creció para seguir una carrera en ciencia", comenta. 
"Al terminar la carrera de Bioquímica –en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz– sentí que todavía me faltaba profundizar mis conocimientos para comprender los mecanismos moleculares de diferentes procesos aplicados a la biotecnología. Fue así que decidí continuar mis estudios de maestría en Ingeniería de Alimentos y Biotecnología. Pensé que estos dos temas tenían mucho futuro para desarrollar nuevas tecnologías favorables al ser humano y su medioambiente".
 Tras haber obtenido varios títulos, incluido el posdoctorado en Biotecnología, no olvida a la niña  que se deslumbró en un laboratorio. "Como mujer científica boliviana estoy involucrada en programas de motivación científica dirigidos hacia las niñas". Y a ellas siempre les recomienda : "Descubran su pasión por la ciencia,  asuman los nuevos desafíos de la  tecnología y estudien una carrera científica".
Por  un "mundo verde" 
"La mayor satisfacción que me da la investigación científica es la posibilidad de aportar nuevos conocimientos que ayuden a mejorar procesos aplicados a la biotecnología", asegura la posdoctora.  
 Prueba de ello son los dos proyectos interdisciplinarios que realizó en su doctorado para desarrollar nuevas tecnologías en la producción de compuestos químicos con mínima contaminación al medioambiente: "tecnologías que ayudan a construir y alcanzar una sociedad verde". 
El primer proyecto, llamado Green Chem, se centró en la producción de sustancias químicas (como recubrimientos, lubricantes y surfactantes), mediante el uso de biocatalizadores (catálisis utilizando enzimas). "Este concepto es beneficioso porque el empleo de biocatalizadores es un método eficiente donde se usan menos compuestos tóxicos y, por ende, más ecológico que los procesos químicos clásicos". 
El segundo proyecto se denominó SureTech y obtuvo antioxidantes, compuestos de alto valor, de una materia prima renovable como son los residuos agrícolas y forestales. Actualmente, la biotecnóloga estudia las interacciones beneficiosas entre microorganismos y plantas. Su objetivo es descifrar mecanismos moleculares para crear plantas que no necesiten fertilizantes para crecer.
 Ahora trabaja en  un nuevo proyecto contra el cáncer en la Facultad de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Davis. "Mi rol es rediseñar la proteína 'luciferasa' de la luciérnaga para que produzca una luz más intensa y por mucho tiempo. Esta luz activará nanopartículas que ayuden a la visualización no invasiva de tumores en pacientes. Esta tecnología está dirigida a mejorar la visualización en imágenes de resonancia magnética", explica.
 Tan lejos, tan cerca
Pese a la pasión que el trabajo despierta,  es inevitable el amartelo de los que se van. "Lo que más extraño del país es mi familia; pero siempre me mantengo en contacto por medio de WhatsApp. Siento que estoy cerca de ella, porque puedo comunicarme cada día y compartir sus actividades y hacerles conocer las mías", dice la científica. Ya van  más de 10 años en los que ha vuelto sólo de manera intermitente a Bolivia.
Con la serenidad que da la distancia, sueña con un país  capaz de crear sus propias soluciones: "En Bolivia hay muchas cosas por hacer, por desarrollar, para lograr avances tecnológicos, como por ejemplo, fortalecer institutos de investigación de biotecnología. Tenemos capacidad, pero lo que nos falta es más trabajo en grupo y compromiso para lograr estos objetivos".
Este 6 de agosto, Pozzo celebrará las fiestas patrias con algunos compatriotas en California. "Si pudiera, le regalaría a Bolivia más educación y más acceso a nuevas tecnologías, para que pueda seguir desarrollándose. Criticar menos y trabajar más, debería ser nuestra consigna", dice.
El énfasis -ésta convencida- debe ponerse en la educación, en el incentivo para nuevos científicos y científicas, ellas que cada vez son más. "Antes, mujeres como Marie Curie, eran la excepción; hoy, son lo normal felizmente", afirma.
Tania Pozzo es un ejemplo de ello. Después de haber sido premiada internacionalmente, de trabajar en importantes proyectos científicos,   ¿cuál es su próximo reto? 
"En estos tiempos de la explosión de nuevas tecnologías en el área de secuenciación genómica y biología sintética, mi sueño es lograr compartir estos conocimientos tecnológicos para que Bolivia pueda conocer la gran biodiversidad que poseemos y que podría ir en beneficio de todos los bolivianos".
HOJA DE VIDA
  • Estudios Tania Pozzo se graduó como licenciada en Bioquímica en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz. Realizó su primera maestría en Ingeniería de Alimentos y Biotecnología en la Universidad de Lund, Suecia.  
  • Doctorado  En la universidad sueca de Lund también realizó su doctorado. Después, obtuvo  un   posdoctorado en  Biotecnología en la Universidad Davis de California (Estados Unidos), donde actualmente es docente investigadora.
  • Premio Unesco  Tania Pozzo ganó la beca para mujeres en Ciencia  otorgada a investigadoras del mundo  por la Unesco y L'Oreal en 2014. Y, ese mismo año, obtuvo el premio Marie Curie, de la Academia  de Ciencias de Bolivia.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...