22 agosto 2016

Plazuela del Nudo Villazón se aviva al calor de Pokémon Go

Plazuela del Nudo Villazón se aviva al calor de Pokémon Go

Fotos: Stefany Diez de Medina. En la plazuela se concetran hasta más de 200 jugadores.

Stefany Diez de Medina / La Paz 

Con un peluche de Pikachu en la cabeza, la única mujer organizadora de la primera "Salida de Pokémon Go" trata de identificarse frente a los más de 80 asistentes a la actividad. Es viernes por la noche, la gente reunida en la Plaza Camacho debe dirigirse a la plazuela ubicada por el Nudo Villazón. 
 
En ese lugar, sin convocatoria por redes sociales de por medio, ya hay más de 200 jugadores. El espacio  también atrae alrededor de 120 personas a la una de la tarde en días de semana. 
 
"Antes nos reuníamos en las plazas para chupar, ahora nos juntamos para jugar Pokémon Go", afirma Diana D. En la plazuela conocida como "Los viñedos", en las noches no era inusual encontrar grupos de universitarios consumiendo bebidas alcohólicas. Desde el lanzamiento del juego el 4 de agosto, los cazadores de pokémones ocupan sus bancos y jardines, porque tiene tres "pokeparadas" con "cebos", es céntrica y hay lugar para sentarse.
 
Los"pokecazadores" paceños
Son las siete de la noche, Adriana Valda, su esposo Mauro Flores, Fernando Quisbert y otros dos amigos que prefieren mantenerse en el anonimato han escogido el viernes 12 de agosto para realizar la primera salida nocturna de "pokecazadores" en La Paz. Esperan ver los resultados de su evento difundido por Facebook.
 
El punto de reunión es la Plaza Camacho. Los jugadores se confunden entre las personas que esperan el Puma Katari y los asistentes a un concurso de baile de K-pop. Por cada cinco hombres, se ve a una mujer jugando y, en varios casos, muchos comparten esta actividad con su pareja.
 
Después de media hora, Adriana, la joven de 20 años conocida en las redes como "Tía Poke", se sube a una de las jardineras para que todos puedan verla a pesar de su metro y medio de estatura.  Anuncia que irán a "Los Viñedos". 
 
El recorrido, la emoción 
Ya encaminados, en la Av. Federico Suazo, las parejas, grupos de amigos y solitarios que asistieron a la actividad caminan en fila, la cual abarca más de media cuadra. 
 
Los peatones no pueden evitar voltear la cabeza al cruzarse con esa fila de gente. Se escucha decir: "Mira a los zombies". A la "Tía Poke" le molestan estos estereotipos y tanto en las redes como en el evento pidió a los jugadores que no sean transeúntes imprudentes.
 
Sin embargo, la fila se desorganiza cuando, en la Batallón Colorados, el juego indica que hay un Electabuzz cerca, la mayoría no tiene este pokémon eléctrico y se emociona. 
 
Algunos cuentan con aplicaciones como "PokéMesh", que permiten ubicar en el mapa la locación exacta de las criaturas, y avisan que hay que cruzar la calle. Adriana les grita que lo hagan con cuidado, pero al ser 80 personas igual ocasionan caos en la estrecha calzada.
 
El grupo retoma su camino hacia "Los Viñedos". Una vez allí, los asistentes del evento se mezclan con los más de 200 cazadores de pokémones que ya estaban en la plazuela, sin contar a las personas que están jugando dentro de sus autos parqueados. No fueron convocados por Facebook, aunque muchos se organizan para salir a buscar "pokeparadas" con "cebos". En la plazuela del Nudo Villazón, no falta quien ante los gritos de "cebo" decide utilizar uno.
 
Los "cebos" o "módulos" sólo se pueden activar en las "pokeparadas" y sirven para atraer a más pokémones durante media hora. Basta que un jugador use uno para que todos los que están en el lugar se beneficien. 
 
"El equipo Rocket"
El sábado 13 por la tarde se realizó otro evento en la Plaza Camacho, organizado por el grupo de Facebook de "PokéAdictos Go Bolivia", administrado por Iver Mejía y Carolina Sánchez. Se sortearon premios como camisetas y se instalaron cebos. Según los asistentes, se logró reunir a 100 jugadores. 
 
Ya un par de noches antes circularon en las redes sociales fotografías de la concurrencia en la plazuela. A los jugadores no les gusta ser el espectáculo de la sociedad, así que se cubren la cara y hasta silban con enojo cuando notan el flash de una cámara. Los periodistas son identificados como "los del equipo Rocket", los enemigos de los protagonistas de la serie Pokémon, porque, según Adriana, tratan de "ridiculizarlos" en los medios.
 
Ese viernes, se activaron cebos hasta la medianoche y dos parejas aprovecharon de vender sándwiches y cafés. Belén D., jugadora de Pokémon Go de 26 años, que va allí después del trabajo, asegura que fueron también así las noches anteriores. Sobre todo, hay personas de entre 20 a 25 años jugando, pero ella cuenta que conoció a una pareja de unos 50 años que cazaba pokémones.
 
Al mediodía, en "Los viñedos", el rango de edad de los jugadores disminuye, el uniforme de colegio los delata. Las tres "pokeparadas" están activadas y hasta las tres de la tarde, el número de cazadores de pokémones oscila entre las 60 a 120 personas. Pokémon Go hace salir de casa y caminar, ésa es una de las ventajas del juego según los aficionados, quienes se ponen en los zapatos de los protagonistas de la serie animada que los alegró en los 90.
 
imagen
 
Los "pokecazadores" en La Paz y  Nueva York

Stefany Diez de Medina
Soy comunicadora social y literata, tengo 28 años y juego Pokémon Go. Cuando vi en las calles y en las fotos de las redes sociales el furor que estaba causando el juego, sentí curiosidad, pero también miedo de enviciarme. Con la canción de la serie animada en mi cabeza, me dije "tengo que atraparlos, nuestro destino así es...", y bajé la aplicación el 5 de agosto para cumplir mi sueño de infancia de ser una entrenadora de pokémones.
 
A mediados de julio, fui de vacaciones a la ciudad de Nueva York. Mi compañero de promoción que vive allí trató de convencerme de jugar Pokémon Go. Al igual que la mayoría de los neoyorquinos, él jugaba en solitario. En cambio, en La Paz, noto que los jóvenes se reúnen en grupos de hasta  cinco personas para cazar pokémones juntos, quizás porque es más fácil coordinar para salir en ciudades más pequeñas o porque es una medida de seguridad ante posibles robos, como se ha visto en Venezuela.
 
Hay aplicaciones que permiten a sus usuarios ubicar en un mapa donde vieron ciertos pokémones para que otros puedan tratar de ir a capturarlos. El 16 y el 18 de julio en NYC, los "pokemaníacos" invadieron el Central Park, anoticiados de que había criaturas poco frecuentes.  Los medios captaron en cámaras a las multitudes. Semejante número de jugadores convoca "Los viñedos", sin necesidad de estas aplicaciones o de eventos difundidos por Facebook.
 
El viernes 12 de agosto por la noche, fue la primera vez que jugué en la plazuela del Nudo Villazón, pues me muevo más por la zona sur de la ciudad. En San Miguel y en Calacoto, hay más concentración de "pokeparadas" que en otros barrios del macrodistrito, pero ni así se iguala al centro de la ciudad. 
 
En el Alexander Coffee de la avenida  Montenegro y al frente hay dos de esas paradas, sobre todo en las tardes y noches hay cebos allí instalados. El sábado 13 de agosto, a las 17 horas, no fue la excepción. Llegué a contar un poco más de 60 personas dispersas con su celular en mano jugando. Allí no hay bancos ni jardineras para sentarse, así que varios optan por jugar en un café o restaurante aledaño, en sus autos o mientras hacen cola por un gyro. 
 
Cuando salí de mi casa para asistir a la primera "Salida de Pokémon Go", tenía unos 70 pokémones (no había transferido los atrapados días anteriores) y estaba en el nivel 12. Al volver a mi casa, tenía 226 criaturas y, al evolucionar algunas con los consejos que recibí de otros asistentes, subí hasta el nivel 15. Atrás quedaron mis días de sedentarismo. Al menos una hora al día me convierto en otra "pokeadicta" que pasea por las calles de la ciudad. Pero a ver cuánto dura la emoción de jugar.
 
Aplicaciones prohibidas
Para los que quieren cazar pokémones con más precisión, existen aplicaciones como Pokémesh, que usan un plano urbano como los de Google Maps para indicar dónde exactamente está cada criatura que el juego sólo avisa que está cerca y los minutos que estará allí. Sin embargo, Niantic bloquea las cuentas de quienes usen esta aplicación registrándose con el mismo correo que se instaló el juego.
Como Pokémon Go funciona gracias al GPS del móvil que permite registrar dónde está el usuario y su desplazamiento, hay aplicaciones que engañan al localizador para así ubicar al avatar o personaje del juego donde uno quiera. Una de estas Apps es "Fake GPS Location", pero su uso también está prohibido.
 
"Pokeparadas" en demanda
Pokémon Go fue desarrollado por la compañía norteamericana Niantic y es ella la que designó los lugares que figuran como "poképaradas" y gimnasios (donde pelean los pokémones) en el mapa de la aplicación. En los grupos bolivianos no oficiales del juego en Facebook, jugadores de Riberalta y Trinidad se quejan de que sólo hay un par de paradas y de arenas de combate en su ciudad. En Potosí hay más, pero los jóvenes también reclaman. Se puede enviar mensajes para reportar problemas y solicitar la creación de más lugares a los desarrolladores del juego, a través de su sitio  web, pero no hay garantías de que atenderán a las demandas.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...