18 abril 2016

Evo y los 12 tuiteros del Imperio

En un evento en la ciudad de Santa Cruz, en ocasión de referirse a quienes "lo derrotaron" en el proceso electoral de cara al 21 de febrero, el presidente Morales aseguró que "12 expertos en Twitter mandó Estados Unidos para que nos derroten por las redes sociales", supuestamente de origen colombiano y costarricense, pero con nacionalidad norteamericana. 

No parecen ser precisas las declaraciones del presidente Morales sobre la explosión del activismo político en las redes sociales que se pudo ver en Bolivia pues, según un estudio de la página Illuminati Lab sobre el referendo en Bolivia, Twitter "se destacó como un canal de gran importancia para la opinión de los latinoamericanos" en cuanto a la conversación mundial sobre el referendo en Bolivia. No obstante, la comunidad nacional en esta red social no fue la principal gestora de tendencias, pues "solo el 3% de los usuarios participantes en la conversación fueron bolivianos". 

El estudio demuestra que entre el 11 y el 22 de febrero se registraron los siguientes datos: 70.000 usuarios hicieron mención al tema; se generaron 151 mil contenidos, de los cuales un 25% fueron únicos (no retuits).

Por otro lado, la mayor cantidad de usuarios que fueron parte de la conversación mundial fueron venezolanos (22%), seguidos por argentinos (8%) y chilenos (5%), ninguno participando desde territorio nacional, sino desde sus países correspondientes. 

Otro detalle interesante del estudio fue la constatación de que, en Twitter, "los usuarios más activos fueron partidarios de Sí, identificados como 'chavistas' (venezolanos)". Entre los usuarios más influyentes que  tuitearon  y/o hicieron menciones sobre el referendo, el tercer perfil con más mensajes e interacciones fue Sí Bolivia (la página oficial de la campaña por el Sí), logrando posicionar a esta opción electoral como tendencia no sólo nacional sino mundial. 

En cuanto al No, no hubo ni un solo perfil nacional partidario de esta opción que haya podido generar una tendencia ni nacional, ni mundial. 

A diferencia de la red social de los 140 caracteres, Facebook sí resultó ser un espacio digital que fue aprovechado por todos los actores (cabe destacar que la página oficial de campaña con más "me gusta" en Facebook también fue Sí Bolivia. Entonces, se desarma el mito de que esta red fue un escenario preponderantemente opositor). 

Según el propio Idón Chivi, jefe de Estudios y Proyectos del Ministerio de Comunicación, Bolivia se caracteriza por ser "un país básicamente facebookero", mas no  tuitero, por lo que imaginar que el "imperio" hubiese contratado a expertos en Twitter para "derrotar" vía Facebook al régimen de Morales es aún más complicado.

En resumen, y tomando en cuenta estas reveladoras cifras, resulta difícil interpretar las declaraciones de Morales como cuantitativamente válidas y objetivamente rigurosas puesto que, a grandes rasgos, Twitter no fue ni una herramienta utilizada de forma masiva por los ciberactivistas bolivianos (así que no podría objetarse que las tendencias identificadas en esta red fueron un elemento trascendental para definir el voto de los bolivianos), ni un espacio utilizado muy frecuentemente por quienes apoyaban activamente y/o eran proclives a votar por la opción No (sino más bien por quienes hicieron campaña y/o tuvieron una predisposición a votar por el Sí), ni mucho menos que 12 tuiteros de origen extranjero hayan sido los responsables de la victoria del No el 21 de febrero.

José Manuel Ormachea es politólogo.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...