14 julio 2015

Plantear voto electrónico al 2020 aún suena lejano

Factores. Falta de voluntad política, la actual situación institucional del TSE y los altos costos presupuestarios parecen limitantes.
Lunes,  13 de Julio, 2015
Plantear-voto-electronico-al-2020-aun-suena-lejano-
Ref. Fotografia: Tecnología. La votación electrónica, en sí misma, es muy beneficioso en cuanto a la calidad del voto, la transparencia de la información y la transmisión de resultados. Otros países lo tienen.

 

Por tres factores, entre ellos: la escasa voluntad política tanto del oficialismo y la oposición, la compleja situación institucional del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los altos costos financieros, según los analistas, hacen aún imposible la modernización plena y a corto plazo del sistema electoral de Bolivia con miras a los comicios generales del 2020, a través de la implementación del voto electrónico.

Se trata de emitir votos haciendo uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), como el caso del internet o redes informáticos y al mismo tiempo, como medios electrónicos de contar los votos. 

Recuerda Jorge Lazarte, exvocal de la Corte Nacional Electoral (CNE), que la necesidad de modernizar el sistema electoral, surgió el año 2000. Desde entonces, hasta la fecha, todo quedó en buenos deseos, a menos de la implementación el 2009 del padrón biométrico. "Hace 15 años planteamos la idea en un seminario con todos los partidos políticos. Hay un desajuste de muchos años, no se han hecho ni siquiera pruebas y menos ensayos", dijo.

Falta de confianza. Ahora, indistintamente quienes hayan resultado elegidos como miembros actuales del TSE, los buenos deseos no alientan un proyecto ni a mediano y menos a largo plazo para implementar el sistema electrónico en la administración electoral. 

Según Víctor Hugo Cárdenas, analista político y ex vicepresidente de la República de Bolivia, señaló que si bien es posible implementar al 2020 el voto electrónico, pero su materialización depende de la decisión política de parte del Gobierno y la presencia de un TSE con gente calificada e idónea. "Yo creo que técnicamente es posible implementar el voto electrónico en el país, más aún cuando se tiene apenas 10 millones de habitantes de los cuales solo el 60% vota. Pero el gran problema es la falta de voluntad política y la falta de una institucionalidad independiente, proba e idónea del Tribunal", señaló.

Por su parte, Carlos Borth Iraola, exparlamentario nacional, señaló que la implementación del voto electrónico ya no debe ser un deseo, sino algo necesario para modernizar el sistema electoral. Sin embargo, señaló que las trabas siguen siendo, además de la voluntad política, los altos costos presupuestarios que implican para su implementación. "Entonces, es previsible que el partido que está en el Gobierno no le interese llegar a ese nivel de control. Además, se necesitará destinar importante presupuesto, ya que en un buen número de puestos de votación tendrían que comprar equipos y terminales", puntualizó.

Una mirada propositiva. Roxana Ibarnegaray, exvocal de la anterior CNE, recordó que hace diez años en Venezuela se implementó el padrón y el voto electrónico que por lo menos, por entonces, se estimó que costaría al menos $us 160 millones. "Fue una novedad y a un costo altísimo en aquel tiempo. Era realmente poco posible para el país. Ahora entiendo que han bajado los costos, por lo que ahora sí veo conveniente implementar, ya que lo hace Brasil, Venezuela y otros países", señaló.

Por su parte Antonio Costas, Expresidente de la CNE y ahora nuevo vocal TSE, informó que en su gestión, el 2009, tiempo en el que se implementó el registro biométrico, no contó por entonces con el proyecto del voto electrónico, pese a que la tecnología a partir del nuevo padrón digital ya está para generar dicho mecanismo electoral.  

"En mi corta gestión no estaba contemplado la implementación del voto electrónico, era imposible por el tiempo que demandaba esto. Sin embargo, la tecnología está, hay que hacer muy pocas adecuaciones. Entonces hay que hacer un proceso de información, de aprehensión y ejercicio para que la población conozca", manifestó.

Además, señaló que la plataforma tecnológica con el que cuenta actualmente el TSE es muy confiable y sólida, pese a los cambios existentes en el personal técnico en los últimos años. "En el tema de aplicar una tecnología nueva hay que hacer un trabajo previo de  desarrollo del voto electrónico a partir de las cooperativas telefónicas, las universidades, entre otras instituciones", argumentó.
 
Condiciones básicas. La implementación del voto electrónico, según los analistas, al mostrarse prudente en los próximos años con miras al 2020, tiene también otras trabas. El experto en tecnología, Mariano Cabrera Lanfranconi, puntualiza que la verdadera traba está en saber si las personas se adaptarán, confiarán y aprenderán a utilizar el voto electrónico. 

"Vivimos todavía en una sociedad que usa los bancos en lugar de los cajeros para retirar dinero, que va al banco inclusive a pagar sus cuentas cuando bien podrían hacerlo por internet. Lograr que todas las personas comprendan su uso, se adapten y lo entiendan, eso será una traba que creo, costará un poco lograr superar más allá de la tecnología que avanza a pasos agigantados", dijo. 

Para Humberto Vacaflor, periodista y analista político, esa voluntad política tiene que ver necesariamente con transparencia de un proceso. "Esa voluntad depende de cuán decidido estás de no hacer fraude, dado que con el voto electrónico no se puede hacer fraude. Lamentablemente, con este Gobierno no solo se han cambiado la calidad de la votación, sino la valoración del voto. Hoy el voto rural vale más que el voto urbano, por ejemplo. Ahí está el problema", afirmó.

A ello, Cárdenas puntualizó que la actual composición del Órgano Electoral, sigue dejando  tela por cortar, dado que su proceso de elección estuvo acompañado por una manipulación gubernamental con el fin de garantizar la reelección del presidente Evo Morales en las elecciones de 2020.

Al final Lazarte sentenció que mientras no haya un TSE confiable, no es recomendable implementar el voto electrónico  con miras al proceso 2020.

Experiencias
Venezuela y Brasil aplicaron el sistema

Marco. Latinoamérica figura como una de las regiones con mayor necesidad de apoyo tecnológico para proteger sus sistemas democráticos y por ello, avanza hacia la adopción del voto electrónico en lugar de las metodologías tradicionales y sus esperadas ineficiencias y vulnerabilidades. 

Brasil.  El caso más avanzado lo protagoniza el vecino país, nación pionera en su implementación (1996) y donde el nuevo sistema llega a la totalidad del electorado desde el año 2000. Ahora, la nueva cruzada del gigante sudamericano apunta a la implementación de la autenticación biométrica del elector, que deberá llegar al 100% de votantes en 2018. "Realmente en otros países ha tomado mucho tiempo y hay países con un nivel mayor al nuestro que todavía no lo han implementado. Las razones pueden ser muchas, pero más que la implementación, es la planificación lo que llevaría tiempo", dice Mariano Cabrera.

Venezuela. Es el segundo país de la región en implementar escáneres para el escrutinio de los votos en 1998, fue solo a partir de 2003 cuando inició el proceso de automatización total. En 2004 hizo el primer referendo revocatorio en el mundo contra un Presidente, siendo también la primera elección nacional con máquinas de votación que imprimían comprobante de voto. Y en 2012 realizó la primera elección nacional en todo el mundo con autenticación biométrica del elector y la posterior activación de la máquina de votación.

Otros países. En un nivel intermedio figuran países como México y Paraguay. Para el caso mexicano, aunque jurídicamente no está incluido el voto electrónico, cada estado es libre y soberano.

Contexto
Los alcances de tener el voto electrónico

Mecanismos.  Según las acepciones más próximas, las tecnologías para el voto electrónico pueden incluir tarjetas perforadas, sistemas de votación mediante escáneres ópticos y quioscos de votación especializados (incluso sistemas de votación autocontenidos, sistemas de votación de Registro o Grabación Electrónica Directa, DRE por sus siglas en inglés). También puede referirse a la transmisión de papeletas y votos por vía telefónica, redes de computación privadas o por internet.

Beneficios.  Las tecnologías del voto electrónico pueden acelerar el conteo de los votos y proveer una mejor accesibilidad para los votantes con algún tipo de discapacidad. Sin embargo, ha sido calificado como anticonstitucional en algunos países (como Alemania 1) por no permitir la fiscalización del proceso por personas sin conocimientos altamente especializados.

Necesidad. Esta tecnología se ha consolidado como el camino idóneo para garantizar la transparencia de las elecciones y frente al método tradicional, sus buenos resultados en diversas latitudes hacen que continúe en aumento el número de gobiernos interesados en implementar dichas soluciones electorales.

Mariano Cabrera Lanfranconi
Experto en Tecnología de las Tics

"Todo dependerá de ir preparando el terreno'

"Para referirnos a la modernización del sistema electoral con tecnología de punta, hay que partir de una base. El voto electrónico no se basa solamente en tener una máquina que registre votos y listo. Influyen una serie de factores. Desde la infraestructura, servidores, capacidad de transmisión de datos, hasta la capacitación de las personas, la logística del manejo de datos e inclusive todo lo que se debe preparar para evitar cualquier tipo de fraude.

En ese contexto, estimar números (en referencia a la inversión que se requiere) es algo complicado, porque hay tantos factores que influyen, algunos de los cuales son básicos para comenzar y puede todavía  que no estemos del todo listos.

Todo dependerá de ir preparando el terreno. Como mencionaba anteriormente, no es una máquina simple. Es todo un proceso donde intervienen varias máquinas interconectadas a servidores. 

Si bien las TICS están avanzadas en Bolivia, todavía no hemos llegado al nivel óptimo de crecimiento, uso y alcance en la sociedad para saber si el voto electrónico será o no positivo. Hay que recordar que todavía hay personas que van al banco a retirar dinero, porque no se sienten seguros, cómodos o entienden los cajeros automáticos, aunque a otros les parezca algo sencillo.

Se requiere que la sociedad en general, haya pasado un buen periodo utilizando ciertas tecnologías, para que adoptar estas nuevas medidas, no se vuelva realmente algo complicado o puedan cometer errores.

Fuente: El Día.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...