17 julio 2015

Estudiantes plantean uso de semáforos con energía eólica

Estudiantes  plantean  uso de semáforos con energía eólica

Sistema integrado de semáforos electrónicos tradicionales en la Ceja de El Alto.

Gabriel Díez Lacunza  / La Paz
Tres estudiantes de ingeniería de la Universidad Pública de El Alto diseñaron un proyecto para implementar semáforos que funcionen a base de  energía eólica (generada por el viento). Los resultados de su investigación fueron presentados en una feria el pasado domingo 5 de julio.
Cristian Ramos Arenas, Humberto Ramírez Barrera y Jorge Mamani Yujra, los tres de 20 años, comentan que se preguntaron al inicio de las clases del semestre pasado: ¿Por qué no aprovechar el viento y transformarlo en energía?, ¿por qué no alimentar  los semáforos con energía eólica?
La respuesta a sus dudas la obtuvieron luego de indagar sobre el tema y descubrir que es posible establecer sistemas de semáforos ecológicos. Una de sus metas es ayudar a zonas alejadas de El Alto y poder reducir los costos que implican para la ciudadanía tener los semáforos tradicionales a fuerza de electricidad.
"Aparte de que nos estaríamos ahorrando un monto importante en servicio público, estaríamos cuidando el medioambiente", explica Humberto.
Para conseguir el sistema de almacenamiento y distribución de energía eólica, estos universitarios diseñaron un circuito que consta de transformadores de electricidad,  que conectaron a un aspa mediante la cual obtienen la energía del viento. Mientras más velocidad se tenga, mayor será la cantidad de energía lograda, comentan.
Según las conclusiones del  proyecto, es posible almacenar la energía que se genera a partir del viento en una batería, para luego "liberarla" en el circuito de semáforos de manera ininterrumpida. Esto debido a que la velocidad del viento no es constante y una pausa ocasionaría que el aparato se apague.
En el modelo de circuitos, diseñado para ejemplificar su proyecto, es posible ver las secuencias de luces que se encienden una tras otra, siguiendo un orden determinado. El uso  del transformador de energía permite que los 35 voltios generados por una aspa se convierta en nueve voltios al llegar a la batería.
Entre las ventajas identificadas a partir de la utilización de este tipo de sistema, los investigadores destacan la renovación continua de la energía que se genera, que es inagotable, limpia  y que procede indirectamente del Sol, ya que éste calienta el aire y produce el viento.
"Está hecho con un propósito. Tratamos de alimentar un circuito de semáforos. Acá, en El Alto, el viento es muy frecuente. Según las encuestas del Senamhi, el viento está entre los 18 y 20 kilómetros por hora", destaca Humberto.
Estos universitarios son conscientes de que implementar un sistema de  esta envergadura puede ser "costoso" en un inicio, pero consideran que la implementación debe analizarse como una inversión a mediano plazo. "El semáforo depende todo el día de la electricidad, nos estaríamos ahorrando todo ese dinero", explica Jorge.
 Cristian asegura que lo principal en cualquier tipo de emprendimiento es comenzar y plasmar las ideas que se tengan. En este caso -explica- fue su  inquietud y la  de sus compañeros la que los llevó a diseñar este proyecto.
En un futuro cercano, estos tres investigadores preven mejorar la presentación de su idea para así poder mostrarla a las autoridades locales.

Energía  del viento
Orígenes  En el siglo XIX, el norteamericano Charles F. Brush construyó el primer aerogenerador para conseguir energía eólica. Con el transcurso de los años su invento se fue perfeccionando.
Algunos usos  Bombeo de agua en comunidades rurales, molienda de granos en molinos agropecuarios y generación de electricidad.
Uso potencial  Es posible utilizar este tipo de energía en sistemas de señalización urbana como semáforos.

Punto de vista
Marco fuentes
  Ingeniero en Transporte
"Es un proyecto muy interesante
 e innovador"
En realidad hay varios componentes dentro de un semáforo. Fuera de lo que es la energía como tal, se tienen que asegurar varias cosas. Primero es la conectividad entre los sistemas. Hay que diferenciar los semáforos en red y los que están aislados.
En este caso, la alimentación de un semáforo tiene que contemplar al componente como tal. Una de las necesidades básicas es que el flujo de energía sea constante.
Este proyecto, que me parece muy interesante e innovador,  debería asegurar que la generación de energía se almacene en algún tipo de batería y que le permita, en este caso al semáforo, asegurar su funcionamiento de manera permanente.
Habría que ver el proyecto de estos jóvenes. Si se trata de alimentar una red de semáforos (como plantean), el proyecto es mucho más interesante porque la generación de energía para un solo semáforo no necesita mucha energía si se utilizan focos LED. Pero para un corredor suena interesante. Sería bueno conocer en qué consiste.
Otro aspecto que deben considerar es la comunicación. Ahora los semáforos tienen un sistema de comunicación y control para ser administrados de manera remota. Por ejemplo, los semáforos de La Paz están controlados a través de una central que responde a una programación previa.

Fuente: Página Siete.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...