30 junio 2015

Marco Iberoamericano de Interoperabilidad

En materia de interoperabilidad disponemos de cierta experiencia acumulada en relación a proyectos intra-administrativos en sentido horizontal y vertical. Sin embargo, son aún exiguos los casos de interoperabilidad entre Administraciones de diferentes países, cuyo paradigma reside en la Unión Europea, que ya en 2004 publicó su Marco Europeo de Interoperabilidad y lanzó en 2010 la segunda versión revisada.

Iberoamérica carece prácticamente de precedentes de interoperabilidad entre países. Las iniciativas más consolidadas parecen ser el Acuerdo Complementario al Convenio de Cooperación Técnica entre el Gobierno de la República Argentina y el Gobierno de la República Federativa del Brasil para la Implementación del Proyecto "Interoperabilidad de Gobierno Electrónico", suscrito en febrero de 2008, y el Convenio de Colaboración para la Prestación de Servicios de Validación de los Certificados Electrónicos de España y Portugal, firmado en septiembre de 2009.

La necesidad de contar con una guía que orientara las acciones de los países impulsó a la CEPAL a publicar, en septiembre de 2007, el denominado Libro Blanco de Interoperabilidad de Gobierno Electrónico para América Latina y el Caribe, prescribiendo una serie de actividades prioritarias para poder contar –a corto plazo- con un entorno y una plataforma eficientes para la interoperabilidad regional.

Si bien el Libro Blanco representó un relevante aporte, exhibió ciertas deficiencias en relación a la interoperabilidad organizativa, la gobernanza de la interoperabilidad y la evaluación de iniciativas de interoperabilidad. Por ello, a principios de 2010, el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD) encargó a los expertos Carlos E. Jiménez, Mila Gascó y J. Ignacio Criado la elaboración de un Marco Iberoamericano de Interoperabilidad (MII), como adenda a la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico, que definiera unos fundamentos básicos y comúnmente aceptados para facilitar que los Gobiernos y Administraciones Públicas de la región, sea cual sea su nivel y tipo de relación, puedan colaborar -si así lo desean- en el uso de las TIC para mejorar su desempeño, ofrecer nuevos servicios públicos y fortalecer los procesos de gobernanza de las políticas públicas que involucran a dos o más Estados.

El MII, aprobado en la XII Cumbre Iberoamericana de Ministros de Administración Pública (Buenos Aires, 1 y 2 de julio de 2010), define la interoperabilidad como la habilidad de organizaciones y sistemas dispares y diversos para interactuar con objetivos consensuados y comunes para obtener beneficios mutuos. Esa interacción requiere que las organizaciones involucradas compartan información y conocimiento a través de sus procesos de negocio, mediante el intercambio de datos entre sus respectivos sistemas de TIC.

Así pues, en el contexto del MII, la interoperabilidad no es sólo una cuestión tecnológica. Parte, por un lado, de principios que tratan de la diversidad de componentes con la utilización de distintos productos de múltiples proveedores en diferentes organizaciones pero, además, define políticas, normas y estándares para la cooperación entre los sistemas de diferentes organizaciones públicas.

En concreto, el MII persigue:

a. Articular herramientas para el intercambio de experiencias de e-Gobierno, específicamente de interoperabilidad, que tengan un potencial efecto demostración y generen paradigmas y flujos de ideas comunes en este ámbito.

b. Dotar a las Administraciones Públicas iberoamericanas de soluciones compartidas y reutilizables para que puedan hacer frente a los nuevos retos que impone la cooperación inter-administrativa y, en particular, la interoperabilidad regional o transfronteriza.

c. Orientar el diseño, la implantación y la evaluación de iniciativas de interoperabilidad entre los países de la región, a través de la propuesta de pautas, medidas, acciones y criterios.

d. Contribuir a sentar las bases para construir un espacio iberoamericano que promueva e incentive iniciativas de interoperabilidad regional.

e. Servir de guía para incorporar la propensión y disposición para la c colaboración transfronteriza dentro de los marcos nacionales de interoperabilidad.

Para lograr estas metas, el documento se estructura en los siguientes apartados: i) Principios inspiradores del Marco, ii) áreas clave de interoperabilidad (técnica, semántica, organizativa), iii) gobernanza de la interoperabilidad, iv) implantación de las iniciativas de interoperabilidad definidas en el contexto del MII y v) evaluación de las iniciativas de interoperabilidad definidas en el contexto del MII.

Descarga el texto completo en este enlace.

Fuente.

Fuente.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...