26 mayo 2015

La venta de riñones por internet, el costo de pobreza

"Vendo riñón, tengo 21 años y soy de Cochabamba, contactarse al 76445…" es uno de los varios anuncios en una página exclusiva de Internet en Bolivia, donde se realizan todo tipo de ofertas y contraofertas por este órgano vital.

Tras varias denuncias, El País Expansión Nacional tomó contacto vía celular con la persona que hizo el anuncio y constató, por el tono de voz, que evidentemente se trataba de una adolescente. Sin desconfiar de quién se encontraba al otro lado del teléfono, la mujer confirmó la predisposición de viajar a cualquier ciudad con el propósito de ser sometida a los estudios de compatibilidad. Ella actualmente radica en la ciudad de Cochabamba.


Consultada por el costo y los motivos que le llevan a tomar esa decisión respondió: "Tengo problemas familiares y lo estoy dando en nueve mil dólares", con un tono de desesperación volvió a reiterar "Yo voy donde usted está", además agregó que goza de buena salud.   


Pero ese no es el único caso, Dana, oriunda de Cochabamba, publicó hace un par de semanas en una página web: "Vendo riñón A RH+. Soy mujer tengo 25 años, estoy sana, vivo en Cochabamba y de verdad necesito mucho el dinero, mi situación es insostenible, por favor ayúdenme y del precio podemos hablar; mi correo es dana…..@hotmail.com y mi celular 75992…, pueden contactarme a cualquier hora, por favor necesito el dinero con suma urgencia. Gracias de antemano".


También tomamos contacto telefónico con Dana quien dijo que su propuesta de vender su órgano sigue en pie, pero pidió ser contactada nuevamente horas más tarde para conversar con calma, ya que en ese momento se encontraba en la universidad. 


En varios de estos anuncios poco usuales, las personas justifican su decisión para afrontar problemas económicos.


Detrás de todo esto no se puede dejar de lado la existencia de tratantes de órganos, ya que es difícil determinar las verdaderas causas y móviles que conllevan a una persona a ofertar su riñón. 


En Tarija, ninguno de los más de 50 enfermos renales, que tres veces a la semana son sometidos a una diálisis, ha tomado contacto con las personas que ofertan por un monto económico su riñón. 


"La verdad que no hemos tenido ningún tipo de contacto con esas cosas, porque ahora hay un Decreto a nivel nacional de la donación de familiares hasta el cuarto grado de consaguinidad", puntualizó el presidente de los enfermos renales de Tarija, Miguel Velásquez.


Hablamos sobre este tema en particular con la responsable departamental del Programa Renal, Fatima Calancha, dependiente del Servicio Departamental de Salud (Sedes), quien considera que estas personas se encuentran en una situación de desesperación y que busca su resolver su problema a través de la venta de un riñón, pero dejó en claro que la ilegalidad es considerada como un delito y es tipificada como tráfico de órganos. Sin embargo, para la situación de pobreza que viven algunas personas no hay ilegalidad que valga.

Una Ley prohíbe la venta de órganos

 La donación de órganos con fines terapéuticos y dar una esperanza de vida a terceras personas, debe ser realizada de manera gratuita, conforme establece el artículo 17 de la Ley Nº 1716 "Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células", norma que fue aprobada el 5 de noviembre de 1996.

La Ley establece claramente en este mismo artículo que la persona que infrinja esta disposición será procesada civil, penal y administrativamente. En la actualidad se desconoce que alguna persona en Bolivia haya sido procesada por esta ilegalidad.

"La norma especifica claramente que no se puede comprar ni vender –dijo Calancha–. Tanto el comprador como el vendedor están contraviniendo la ley y son pasibles de sanción".
Es difícil determinar cuándo se da ese tipo de situaciones, de acuerdo a la Responsable Departamental del Programa Renal, porque este tipo de negocio se lo hace de manera secreta entre ambas partes.

El artículo 5 de la Ley 1716 aclara que el trasplante de órganos, tejidos y células es viable únicamente cuando se agotan los métodos médicos destinados a revertir las causas que ocasiona una enfermedad.

Calancha fue testigo de varios casos y en particular de jóvenes estudiantes que llegaron hasta el Programa Renal con la intención de vender uno de sus riñones.

"Vienen muchos jóvenes estudiantes y ofrecen, yo les explico que esto no puede ser –mencionó Calancha–. Ellos dicen que para estudiar requieren vender su riñón".

Fuente: El País.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...