25 mayo 2015

Desarrollan minirrobots para explorar zonas de desastre



Desarrollan minirrobots para explorar  zonas de desastre

Álvaro Valero / Página Siete. El equipo tardó dos días en terminar de adaptar el prototipo.

Gabriel Díez Lacunza  / La Paz

Conocimientos en electrónica, mecánica, mucha imaginación y unos cochecitos de juguete comprados en la Garita de Lima (a ocho bolivianos cada uno) son los componentes  básicos de  los minirrobots que desarrollaron un grupo de  ingenieros y estudiantes de Electrónica de la Universidad Mayor de San Andrés. 
 
Se trata de un prototipo capaz de detectar condiciones y procesar datos en zonas de desastre.
"La evacuación de zonas de desastre sería una de las aplicaciones más provechosas porque el riesgo ya no lo lleva un humano al explorar el área, sino que corre por parte de los robots y las mediciones que hacen", afirma el ingeniero   César Claros.

Aparte de este profesional, también forman parte del equipo los  ingenieros Pablo Zamora, Paulo Loma, Fernando Ontiveros y Ariel Iporre, además de los universitarios José Laruta y Abel Claros. Todos sueñan que en el futuro "se pueda perfeccionar y utilizarse en la vida real".

"Sensor your swarm" (mide tu enjambre, en español) es el nombre de este proyecto que quedó en quinto lugar de la categoría Mejor misión del concurso "SpaceApps Challenge", impulsado por la NASA.
Una vez enterados de que fueron aceptados en el reto, les llevó dos días concebir  la idea y otros dos, desarrollarla.

Para llegar a la adaptación final de los juguetes al concepto requerido, desarmaron los autitos, los hackearon (le pusieron otro sistema) y al final les colocaron  una placa con microprocesadores y sensores "para que puedan ser inteligentes".

El funcionamiento de este "moderno" sistema de evacuación de desastres, según explican, está dividido en tres etapas. En la primera, los minirrobots, que tienen sensores de temperatura y humo, se comunican mediante radiofrecuencia con un robot guía, al cual le envían información de forma periódica.
En la segunda fase, el r
obot guía colecta la información de todos los sensores móviles y la sube a una plataforma web. Ya en la tercera etapa,  los datos se articulan a través de un sistema que reconoce la información que envían estos aparatos, para luego generar la visualización   del material procesado.  

Los hermanos Claros, quienes  emprendieron juntos este proyecto, consideran que ésta es una oportunidad para demostrar que en Bolivia se pueden desarrollar  innovaciones tecnológicas. Creen que para emprender en este rubro es necesario combinar la formación profesional con la creatividad.

"La motivación fue en un principio demostrar que en el país sí se puede hacer cosas grandes. Con un poco de empeño, conocimiento y curiosidad, se puede hacer bastante. El interés del grupo es seguir estudiando", explica orgulloso Abel.

César comenta que la intención de la NASA para hacer estos retos es que se conviertan en  una "incubadora de ideas". "Cuando se lanzan estos retos, esperan que mucha gente participe y se generen nuevas ideas y se recojan las más interesantes, hemos llegado lejos", afirma.

Abel comenta que este desarrollo está en una plataforma abierta, donde se puede encontrar todo el material documentado con fotografías y video. Afirma que cualquier persona puede reproducir y armar el prototipo y hasta  mejorarlo,  siempre y cuando se cite el nombre del proyecto y de sus integrantes.

Exploración minera

Estos dos miembros del equipo desarrollador del enjambre de robots comentan que les llegaron varias sugerencias para el uso de este prototipo. Una de ellas es la exploración minera.

Para Abel, esta fue la idea "más seductora" que recibieron, ya que  los peligros de una mina son "bastante grandes". "Sería interesante hacer un enjambre de robots que puedan ir a censar si es seguro trabajar ahí o trabajar con los mineros", destaca.

Punto de vista


Javier Sanabria, director Ingeniería Electrónica UMSA
"Se pueden aplicar al trabajo minero"


Tiene aplicaciones no tan de ciencia ficción, como serían las misiones espaciales, pero se podrían aplicar estos robots en las minas. En las minas, cuando se están haciendo descubrimiento de nuevas vetas, suele pasar con frecuencia que al abrirlas salen gases tóxicos que son inoloros, los mineros no se dan cuenta y directamente mueren.


La idea es dotar al robot autónomo con un sensor que detecte ese tipo de gases, porque se sabe qué tipo de gases son. Si el robot detecta eso, directamente el ser humano toma sus previsiones y entra con su máscara antigas y demás implementos.


Da pena que el Estado no apoye a estas iniciativas. Ésta ha sido una iniciativa de los estudiantes y docentes de la carrera y prácticamente sin recursos ni de la universidad, ni del Estado. Fueron recursos propios de los estudiantes y docentes.


Fuente: Página Siete.



Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...