07 abril 2015

Una ley para el acceso a Internet.

Ocasión.

Lo relacionado con el acceso a internet y sus aplicaciones tiene que merecer un debate serio. Los primeros pasos en brindar un anteproyecto de ley es una ocasión propicia.


Una mayoría de los expertos informáticos coincide en señalar que las redes sociales presentan grandes oportunidades de conexión e interacción pero al mismo tiempo al ser este mecanismo abierto y donde se comparte todo, los más vulnerables corren el riesgo de ser víctimas de delitos.

Precisamente un amplio reportaje que publica este diario en su edición de ayer, toca este asunto desde diferentes ópticas a propósito de la decisión del Ministerio de Gobierno que anuncia presentar un anteproyecto de ley de “Regularización de acceso a Internet” ante la Asamblea Legislativa. La norma encontraría su justificación porque el 90 por ciento de las víctimas de trata y tráfico de personas es del sexo femenino y que un gran porcentaje se da por las redes sociales.

Lo expresado por las autoridades que encuentran consideraciones verificables para plantear una norma especial para prevenir delitos tan extremos y crueles que se presentan en nuestro medio, como la trata de personas, la violencia sexual y el ciberacoso que se presenta en las redes sociales, establecería regulaciones en los lugares públicos de Internet como los cafés internet, donde además se ha evidenciado que se presentan delitos de violencia digital como la pornografía, la captación para trata de personas, el ciberbullying, la trata y tráfico, la seducción que ejerce un adulto para establecer una relación con un infante que finaliza en abuso sexual, la divulgación de imágenes privadas y así una larga lista que representa situaciones de alta peligrosidad social, que se convierten luego en delitos.

Entre las medidas de control que se anticipan se citan la instalación de cámaras de seguridad en los locales públicos de cafés internet donde existe evidencia de ser lugares donde concurren delincuentes y otras personas que hacen un mal uso de esta tecnología con fines que derivan en los delitos anotados.

En todo avance tecnológico se ubica una constante en relación a que los mismos traen una serie de beneficios que en el caso del internet y las redes sociales están a la vista cuando se trata de contactarse para mejorar y relacionarse sobre asuntos que interesan a diferentes campos de la producción y del conocimiento, pero al mismo tiempo, surgen aspectos negativos cuando estas mismas herramientas son mal utilizadas.

Resulta importante que las autoridades se preocupen por proyectar normas que se entienden están dirigidas a establecer determinadas condiciones de prevención, las mismas que serán ejecutadas por los gobiernos municipales, es decir, desarrollar controles que suplan los vacíos que actualmente tiene la norma penal específica y que está dirigida a la manipulación informática, la alteración, acceso y uso indebido de datos informáticos, pero que no sanciona la violencia digital.

Si bien se pueden dar normas de regulación en el uso del internet en lugares públicos, existen también etapas importantes inherentes a la educación en un proceso en el que deben intervenir los padres de familia y los profesores de establecimientos educativos en sus diferentes niveles, pues para nadie es desconocido que el uso del internet resulta cada vez más creciente y se realiza en niños y jóvenes sin ninguna orientación.

Lo relacionado con el acceso a internet tiene que merecer un debate propiciado por las autoridades con la participación de expertos y educadores. Los primeros pasos que se pueden brindar con el anteproyecto de ley anunciado sería ocasión invalorable para estos objetivos.

Fuente: Opinión
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...