23 marzo 2015

Nomavi, el robot subacuático creado por un estudiante alteño.

El prototipo mide 20 cm de alto, 30 cm de largo y 24 cm de ancho. Ronald Mamani, el creador, sueña con fabricar modelos de mayor tamaño.




Nomavi, el robot subacuático   creado por  un estudiante alteño

El prototipo funciona con sensores y un control remoto

Gabriel Díez Lacunza  / La Paz

El objetivo inicial de Ronald Mamani (30) fue investigar el grado de contaminación de las aguas del lago Titicaca. Luego de varias ideas, surgió la de desarrollar un robot subacuático  de pequeña dimensión,  que funcione a control remoto.

"El proyecto del robot submarino nació  a partir de las exploraciones que queríamos hacer en el lago Titicaca. Teníamos cuatro corrientes que no se podían navegar. Queríamos descubrir lo que tiene adentro nuestro lago y tomar imágenes", relata este tesista de ingeniería eléctrica, quien se formó en la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

Entre las características de este aparato se destaca la estructura metálica, la cual -según Mamani- puede soportar alta presión. Además, este especialista comenta que el aparato  cuenta con sistemas de locomoción a turbinas y hélices, ambos rasgos similares al de un  submarino real.

Otra de sus bondades es que tiene un sistema de balanceo con un sensor de mercurio para que se mantenga en "perfecto" equilibrio cuando esté en el agua.
A ello se suma: un sensor de posicionamiento, el cual sirve  para precisar los giros, y un sistema de bombeo de presión que ayuda en las sumersiones.

Este dispositivo es controlado a través de un mando a distancia, el cual también  fue desarrollado por Mamani.
 "Hemos utilizado un control remoto con frecuencias libres de 110 MHz. Hemos transmitido diferentes tipos de datos codificados. Nosotros lo hemos desarrollado a partir de diferentes chips", comenta.

Las dimensiones de este robot son de 20 cm de alto, 30 cm de largo y 24 cm de ancho. Su creador explica que uno de sus sueños es desarrollar modelos de mayor tamaño y con características especializadas "para todo tipo de aguas". Mamani lo expresa de esta forma: "Quisiera hacerlo en una escala más grande, de un metro por un metro".

La meta de conseguir información que coadyuve a las investigaciones en el área hídrica, llevaron a Mamani a desarrollar este proyecto. Colaboraron sus dos hermanos, Elvis Roger (34), ingeniero en informática, y Richard Mamani Fernández (25).

Un prototipo premiado

En la actualidad, este prototipo, que ganó un concurso de robótica en Perú hace cuatro años, está en proceso de mejoramiento. El nombre con el cual se  inscribió a este robot en esa competencia  fue "Nomavi". Mamani consiguió, entonces, el primer premio en la categoría Robots marinos.


A pesar de todas las condiciones favorables, este emprendedor afirma que el factor económico no permite que  prototipos que se crean en este campo  alcancen el nivel de rendimiento que proyectan sus creadores. "Lastimosamente, en Bolivia, la investigación no paga", lamenta Mamani.

Punto de vista

Fabrizio zelada,  docente de emprendimientos, UCB
Innovación y avance tecnológico

Es una combinación muy interesante de innovación y avance tecnológico que probablemente, muchas veces, los bolivianos creemos que está fuera del alcance. Creo que este emprendimiento tiene un servicio muy específico que va de la mano del tema ecológico, de conocer cómo está el lago Titicaca, cómo está el agua para tomar acciones que sean proambientales. Es un producto muy útil.

Lo más importante para cualquier emprendedor es tener el protitipo. Cuando ves una idea en algo tangible, en algo que se puede mostrar, queda pulirlo y mejorarlo, pero lo más importante es su creación.

Es un emprendimiento por oportunidad, lo cual muestra que el pensamiento  está empezando a cambiar a que ya no sólo haya emprendedores por necesidad en el país.

El tema del financiamiento es una limitante porque muchas veces creemos que estamos aislados de este tipo de investigaciones. Pero lo que este emprendedor está demostrando es que si bien "la investigación no paga", como dice, que él haya pasado por ese proceso investigativo y haya llegado a un producto, demuestra que hay recursos personales y de información que le permitieron desarrollarlo.

Fuente: Página Siete.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...