28 enero 2015

DDHH, vigilancia y derecho informático en Bolivia

http://fiestamorelia.mx/fiesta-morelia/uploads/2014/04/trucos-de-edward-snowden-para-esquivar-la-vigilancia-en-internet.jpg

Es inevitable empezar esta columna con una pregunta: ¿Sabe usted qué derechos tiene mientras navega por internet? La respuesta no tiene por qué ser rebuscada. Una de las características clave  en las que el derecho informático fincó la justificación de su existencia es aquella que nos indica que toda conducta que está penada o que es sancionable fuera de internet, lógicamente también tiene que serlo en la red de redes.

Contrastando el concepto previo y para retomar la pregunta inicial: los derechos y libertades que gozamos estando fuera de línea son también equivalentes durante nuestra actividad en el ciberespacio. Así, por ejemplo, mi derecho a la vida privada y a la confidencialidad de mi correspondencia electrónica no tienen razón de ser violados cuando realizo actividades en internet.

Por otro lado, también es legítimo que existan limitaciones como, por ejemplo, a la libertad de expresión, porque tampoco me está permitido realizar acciones como incitación al odio, al racismo o a la apología del delito cuando me encuentre en línea.

Resulta engañoso pensar que las situaciones descritas dentro de esta breve introducción sean irrelevantes dentro la actual sociedad boliviana. Hace poco más de un mes, Freddy San Millán (director departamental de Sedeges-Cochabamba)  explicó que la ATT será incorporada a la lucha contra la trata de personas mediante el "monitoreo de llamadas y de mensajes de texto" en lo concerniente a las redes de trata.

Celebro que la ATT demuestre su serio compromiso en la lucha contra el flagelo de la trata de personas, pero también me mantengo escéptico y receloso en lo que respecta al monitoreo antes mencionado.

Para dar una idea más clara acerca de la escala de un posible monitoreo preventivo de mensajes y llamadas, basta con recordar la rampante penetración que tiene internet. En los albores del milenio, Bolivia contaba con apenas 120 mil usuarios y hoy esa cifra rebasa fácilmente los cuatro millones, lo que significa que un 40% de bolivianos y bolivianas está en línea. Además, en este momento existen tantos aparatos celulares como habitantes en el país.

La idea de un monitoreo y conservación preventiva de datos, como llamadas telefónicas, mensajes de texto y correos electrónicos, que se lleve adelante por un lapso de meses es inviable y se tendrá que replantear esa posición.

Este monitoreo ya fue una práctica común en muchos países europeos, hasta que en abril de 2014, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea  dictaminó que dicha práctica estatal -justificada en la necesidad de prevención de ataques terroristas- vulneraba derechos humanos fundamentales de sus ciudadanos, como el derecho al honor, a la vida privada y familiar, entre otros.

Se estima que entre el 50 y 100% de los delitos informáticos llevados a cabo contienen elementos en su constitución que sobrepasan fronteras. Mundialmente, y como consecuencia de la naturaleza transnacional del derecho informático, se consolidaron cinco convenciones de carácter regional. Estas convenciones apuntan a brindar cooperación internacional entre los Estados miembros frente a esta emergente forma de derecho. Bolivia y la región latinoamericana no pertenecen a ninguno de dichos instrumentos.

La necesidad de una normativa específica sobre derecho informático en Bolivia parece ser imperante e irrefrenable. El Estado debe asumir la obligación positiva de actuar en miras de salvaguardar, proteger y garantizar el uso efectivo de nuestros derechos fundamentales también en el ciberespacio, más aún teniendo en cuenta el creciente porcentaje de usuarios y actividades que desarrollamos en línea.

Miguel Paredes Oblitas es postulante a doctorado en derecho sobre trata de personas e internet

Fuente: Página Siete.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...