29 diciembre 2014

Innovar en 2015


Desarrollar negocios con éxito en internet requiere necesariamente de la innovación.

Desarrollar negocios con éxito en internet requiere necesariamente de la innovación, a diferencia de algunas otras actividades económicas como el comercio, por caso, que se beneficiaría de la creatividad e innovación, pero que sin ella puede ser desarrollado sin problema.

La innovación puede ser de contenido, diseño, forma de producción, un nuevo software o programa o incluso un nuevo hardware. Se dice, por ejemplo, que el contenido original tiene más valor que el contenido que se copia de otros sitios. Y es verdad, pero en el caso de que se copie, también se pueden introducir elementos innovativos. Si es un sitio que ofrece todas las noticias emitidas por otros medios de prensa, radio y televisión —como fue el caso de Eju.tv en Bolivia— entonces la idea funcionará porque es un sitio que hace algo nuevo.

Ahora bien, la innovación en internet se comporta de algunas maneras que no son las que comúnmente se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en un ambiente competitivo. Y acerca de la que quiero llamar la atención es la gestión de la información del know-how del negocio, es decir, acerca de cómo se hace el negocio. Ésa ha sido tradicionalmente considerada como una información estratégica y, por tanto, se debía ocultar celosamente de la competencia, pero cuando hablamos de internet, es diferente.

Cuanto más gente se entere cómo se hace el negocio, será mejor por al menos dos razones: i) Hay que crear la propia competencia. Si uno está generando una nueva idea, será tan original que tendrá varios dispuestos a consumirla, pero no un gran mercado, por lo que su desarrollo tenderá a ser lento y tal vez a morir pronto. En cambio si se genera la propia competencia, entonces se está impulsando el crecimiento de mercado y se pone tensión para generar nuevas ideas todo el tiempo.

ii) Popularidad. Lo que va a ocurrir es que varios abrirán negocios similares y nos "quitarán el negocio". Si se gana la fama de ser el primero en hacer innovaciones dentro del sistema, uno será el rey del pequeño —o gran— reino, la cabeza más visible de esa actividad para dentro y fuera del sistema, así se puede tener la mejor tajada del mercado.

Andrés Oppenheimer menciona un simpático ejemplo de esta práctica en su último libro ¡Crear o morir! Cuenta la historia del chef peruano Gastón Acurio, quien liberó sus recetas cuando comenzó a triunfar para crear su propia competencia y, de esa manera, promovió la creación del gran mercado gastronómico en el Perú. Esto no solo funciona para hacer negocios, sino en cualquier actividad que incluya de alguna manera a internet, así que les deseo un año 2015 lleno de innovación y la apertura de su propio negocio en internet.

Fuente: La Razón.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...