20 agosto 2014

Sistema B-SISA fue vulnerado .

Operativo para detectar vehículos ilegales realizado por el COA en esta ciudad, el lunes pasado. - José Rocha Los Tiempos
Operativo para detectar vehículos ilegales realizado por el COA en esta ciudad, el lunes pasado. - José Rocha Los Tiempos

Un empleado de la empresa Solintec SRL, contratada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para el etiquetado del B-SISA, es quien vendía las etiquetas a dueños de autos “chutos”, confirmó ayer la jefa del proyecto, Luz María Jordán.

Freddy Luis Puente Salazar fue enviado ayer con detención preventiva a la cárcel de San Sebastián por un juez de Chimoré.

Según información brindada por la ANH, la pareja de Puente, Kethy Karen Herbas Angulo, con quien vendía las etiquetas cuando fue detenido, recibió medidas sustitutivas por estar embarazada; pero se le fijó una multa de 20 mil bolivianos, arraigo y debe presentarse cada 15 días a la Fiscalía, en Cochabamba, además de certificar un domicilio fijo.

Los imputados se encontraban aprehendidos desde el pasado domingo 17 en celdas de la Felcc de Chimoré. La Fiscalía los imputó por los delitos de concusión, exacción, estafa, falsedad ideológica y enriquecimiento ilícito de particulares con afección al Estado, que se establecen en la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz.

La ANH informó que anulará en el sistema informático todos los registros del B-SISA (Boliviana de Sistemas de AutoIdentificación) que realizó Puente.
Técnicos de la Dirección de Tecnologías de Información y Comunicación (DTIC) de la ANH verifican datos en el sistema identificando la fecha del registro y la numeración de las etiquetas entregadas a Puente.

Consultada sobre qué medidas de seguridad ofreció Solintec para adjudicarse el contrato de etiquetado, Jordán, desde Santa Cruz, señaló que “son varios” que se encuentran establecidos en la licitación y que todos fueron cumplidos por la empresa.

Solintec fue contratada en 2013 para realizar el etiquetado entre los meses de mayo y septiembre y el contrato fue por 8,6 millones de bolivianos. Sin embargo, extraoficialmente se conoce que posteriormente fue contratada por la ANH un par de veces más, bajo la modalidad de contrataciones menores, para continuar con el etiquetado en provincias y en algunas oficinas regionales, es por eso que los filtros de seguridad no serían los mismos fijados en el contrato inicial y le permitieron a Puente traficar con las etiquetas.

En medio de la guerra contra los “chutos”, la ANH aún no explica cómo se vulneró la seguridad del sistema.

Delatados por un volante

La ANH informó que, a través de la línea gratuita 800-10-6006 de su Oficina de Defensa del Consumidor (Odeco), recibió una denuncia sobre la distribución de un volante en Ivirgarzama, que ofrecía la venta de etiquetas, tarjetas y precintos B-SISA a vehículos indocumentados y su registro al sistema informático de la entidad reguladora. Los precios iban de 300 a 1.200 según fuera para motos o autos. El pasado domingo se llevó a cabo una supuesta transacción que derivó en la detención de los imputados que llevaban consigo 373 etiquetas para automóviles y 173 tarjetas para motocicletas, además de celulares para el registro fotográfico.

El B-SISA controla la venta de combustible y el etiquetado sólo procede con vehículos legales. Es gratuito y su reposición, en caso de ruptura de parabrisas u otra causa justificada, tiene un costo de 17 bolivianos.

Fuente: Los Tiempos. 
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...