15 julio 2014

El Gobierno instala el primer juicio oral vía Skype en Bolivia

El Gobierno instala el primer juicio oral  vía Skype en Bolivia

Ximena Paredes / Página Siete. Declaraciones del testigo, ayer en la sala de audiencias del penal de San Pedro.

Sergio Mendoza  / La Paz
Ayer se instaló, por primera vez en Bolivia, un juicio oral virtual. Las declaraciones de un recluso, testigo de un presunto asesinato, llegaron vía Skype desde la sala de audiencias del penal de San Pedro hasta el Tribunal de Sentencia Segundo en la ciudad de Tarija.

Con este sistema se pretende reducir los costos de traslado de los reos a los juzgados, ahorrar recursos al Estado y acelerar los procesos para combatir la retardación de justicia.
"Es para que tengamos una justicia rápida, oportuna, pronta, pero también con mucha austeridad, porque el desarrollo de esta audiencia nos permite ahorrar al Estado los costos de traslado aéreo o terrestre", informó el director nacional de Régimen Penitenciario, Javier Aramayo.

Aunque el 7 de julio se dispuso que el recluso sea conducido del penal de máxima seguridad de Chonchocoro, La Paz, al juzgado de Tarija, después se ordenó que el traslado sea a la cárcel de San Pedro para participar de la audiencia. Allí participaría como testigo en el proceso del Ministerio Público contra Ariel B. y Jesús D., acusados de asesinar a Juan Carlos Segovia, dentro del penal de Morros Blancos, el 7 de junio de 2010.

Aramayo dijo que el Estado  gastó 70.000 bolivianos entre siete y 15 viajes del testigo a la capital tarijeña.


 Sentado en una silla, el testigo tenía al frente dos pantallas. En la principal se observaba al juez, al fiscal y abogados de la parte querellante en una sala en Tarija. En la esquina superior derecha el logo de Skype, en la esquina inferior un recuadro de él mismo al lado de su abogado, José Cayoja.

 Los problemas de sonido interrumpían a ratos la conexión. Tanto el abogado de Defensa Pública como el recluso tenían que esforzarse para escuchar las preguntas que se hacían y se repetían.
"Yo supe que murió después. No recuerdo bien lo que pasó ese día porque estaba drogado en la celda y también bajo los efectos de el alcohol. Yo discutí con Segovia, pero después mis compañeros lo sacaron de la celda, yo me quedé adentro", dijo el testigo.

La celda a la que hizo referencia era en espacio que se suponía debía estar cerrado y sin sustancias controladas.

El juez en la pantalla preguntó y repitió: "¿Y por qué en su declaración del 11 de junio usted dice que salió con Segovia hasta el pasillo y allí lo acuchilló en el estómago?, hay contradicción".
 "No recuerdo bien, estaba drogado ese día, mis compañeros me dejaron dentro de la celda y lo sacaron a Segovia". Otra pregunta: "¿Jesús y Ariel salieron con Segovia?". El testigo respondió: "No, ellos no estaban allí, pero no recuerdo bien".

El juez suspendió la conexión al no haber más preguntas. Cayoja dijo que ésta fue "una experiencia positiva, se logró el cometido y los problemas de sonido no interfirieron".

 El interno se levantó sonriente, lo esposaron, saludó a una funcionaria y antes de volver a Chonchocoro le ofreció un carrito y un joyero de madera.

Punto de vista
Ramiro Llanos,  exdirector de Régimen Penitenciario
"Debe ser para toda audiencia"


Las audiencias virtuales se han trabajado desde hace tiempo, desde 2006 o 2007. Se compró las máquinas para que funcionen a nivel nacional en el sistema penitenciario. 


Esto debe hacerse por las carencias, porque no hay dinero para hacer los traslados cuando los jueces envían a los procesados con detención preventiva a distintos lugares.


 Ojalá en el caso terrorismo ya no vayan a la audiencia y por Skype se lleve el proceso.
Me parece que está bien, que es un avance, pero tiene que ser para todas las audiencias en La Paz. Todos los jueces deben tener su Skype y debemos tener la sala de audiencias en todos los penales. 


Se ha puesto ya en Santa Cruz, Cochabamba, ahí están habilitados los espacios y debe funcionar el Skype y los reclusos deben estar ahí para sus audiencias; salvo en algunos casos excepcionales en los que se dicta sentencia.
 El satélite Túpac Katari tiene que ayudar en esto.

Fuente: Página Siete.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...