08 julio 2014

Computadoras preelectorales

Caminar sin anteojos políticos en un año electoral es como ver una película 3D sin los lentes puestos

La Razón (Edición Impresa) / Baldwin Montero

02:06 / 08 de julio de 2014

Al regresar de las vacaciones, miles de estudiantes de sexto de secundaria accederán (no recibirán como se creyó en un principio) a las computadoras ensambladas por la estatal Quipus. Vale decir que podrán utilizarlas por cuatro meses y algo más antes de que concluyan clases y a tres de la próxima elección general.

Como es recurrente en la oposición, el anuncio fue vinculado inmediatamente con fines electoralistas y afanes de prórroga, echando tierra a un plan que, visto sin anteojos políticos, nadie en su sano juicio criticaría. ¿Quién podría oponerse a que los estudiantes de su país accedan al uso de nuevas tecnologías? Es indiscutible que el objetivo que se esgrime es altamente positivo para el país, pero me asaltan algunas dudas.

Este diario publicó en su edición de ayer que los maestros aún no saben qué uso darán a las computadoras portátiles que recibirán sus estudiantes en solo unas semanas. Es más, algunos confiesan que sus conocimientos sobre informática son insuficientes y, además, un estudiante entrevistado para la nota pone el dedo en la llaga: "hoy somos los jóvenes los que conocemos más sobre tecnología".

Se ha mencionado que los equipos no serán usados necesariamente para aprender informática, sino también para ayudar en el avance de otras materias, pero de eso tampoco saben nada los maestros. Así puestas las cosas, ¿será posible sacar provecho a esta 'revolución' cuando los responsables de llevarla a cabo no saben con claridad lo qué deben hacer? 

En su defensa, el Gobierno anunció que se impartirán cursos de capacitación  al mismo tiempo que se distribuyan los ordenadores, pero el sentido común nos indica que la capacitación debería ser previa, no paralela.

Otra cosa. El Ejecutivo ha dispuesto que los equipos se queden en los establecimientos educativos, pero hasta ahora no se conoce un plan de seguridad  para evitar que éstos se conviertan en blanco de los delincuentes. Solo se conoce que los responsables serían los directores y los trabajadores administrativos, quienes seguramente tendrán que ser capacitados en sistemas de seguridad.

Únicamente diez de estos equipos están valuados en 4.100 dólares, lo que algunos administrativos no ganan en un año.  Y el asunto se complica si tomamos en cuenta el siguiente dato lanzado por el Viceministro de Producción: el 70% de las computadoras serán destinadas al área rural. Si bien en los establecimientos del área urbana hay al menos un portero y personal administrativo que podrían encargarse de la seguridad, en el campo existen establecimientos donde los maestros suelen hacer de todo y, si hubiera un incidente, los puestos de control policial se encuentran a muchos kilómetros.

Lo que tampoco me queda claro es si ese 70% de los establecimientos del área rural cuenta con servicio de internet para dar el uso apropiado, o al menos el que se pretende, a las computadoras estatales... ¿Y cómo se hará el mantenimiento de los equipos en esos lugares?Muchas interrogantes para un proyecto que avanzó a un ritmo acelerado, al menos en lo que se refiere a la dotación de los equipos a los futuros bachilleres.

Y otra cosa que no termino de entender, seguramente porque no soy un experto en nada: Si las computadoras al final son para los colegios y no para los estudiantes como se anunció en un principio, ¿cuál el objetivo de que únicamente beneficien a los estudiantes del último grado en esta primera etapa?Tengo realmente muchas dudas, pero también una certeza: caminar sin anteojos políticos en un año electoral es como entrar al cine a mirar una película 3D sin los lentes puestos.

Fuente: La Razón.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...