03 junio 2014

Reos activos usuarios de las redes sociales pese a la prohibición .

Las fotografías y los comentarios del muro de Mario Ortíz Meruvia desde San Sebastián e Iván Castro Gamboa de El Abra. FACEBOOK




Peligrosos delincuentes que están privados de su libertad burlan los controles de seguridad de la Policía para ingresar celulares, computadoras portátiles y tabletas en las cárceles de Cochabamba.

Estos equipos tecnológicos les permiten utilizar las redes sociales con diferentes fines.

OPINIÓN pudo constatar que buscan amigos en el Facebook, cuelgan fotografías, bajan música y expresan sus sentimientos, principalmente. Desde la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario y la Policía también aseguraron que existen fines ilícitos como la extorsión, amenazas y otros delitos. En la Ley 2298 de Ejecución Penal y Supervisión y su reglamento establece la prohibición del uso de estos equipos en el interior de los penales. Los infractores deben ser sancionados con penas que van desde el calabozo, restricción de las visitas y el informe a la autoridad judicial correspondiente.

EN EL ABRA Uno de los delincuentes que se encuentra activo en la red social es Iván Castro Gamboa, alias El Iván. Fue enviado a la cárcel de El Abra el 12 de agosto de 2013.

La Policía lo identificó como líder de una peligrosa banda de monrreros (ladrones de domicilios) y atracadores. Sus delitos los cometió en los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. El último, y por el que fue imputado, fue el robo agravado en una casa de Pacata Baja, de donde se llevó 220 mil bolivianos y 14 mil dólares en efectivo, 20 mil dólares en joyas de oro, computadoras y teléfonos celulares.

Entre sus 546 contactos en el Facebook fueron identificados otros delincuentes. Es el caso de Tayson Gdk que está detenido en El Abra y tiene una fotografía del 28 de mayo, donde se lo ve jugando fútbol en el penal. También se encuentra Boris Rafael Herrera Montoya, que en su foto de perfil está sentado en el ingreso a El Abra. Sus comentarios están actualizados en el Facebook. Esto sucedió con el partido de Bolivia-España, el pasado viernes. Otro que fue identificado es Omar Osvaldo Gonzales Terrazas que, según la Policía, tiene antecedentes policiales por atracos. La última actualización de su perfil fue el 22 de marzo.

PELIGROSO El Iván cambió su fotografía de perfil el 26 de mayo, por la que recibió muchos halagos. Se encuentra sentado sobre un letrero en el ingreso a la cárcel de El Abra utilizando joyas en el cuello, dedos y muñeca. Uno de sus comentarios está registrado a las 18:11 horas de ese día.

Se unió al grupo de Facebook el 22 de octubre de 2012 y el día coincide con el inicio de una relación. Actualmente se identifica como soltero y tiene 133 fotos subidas a través de celular, las mismas que no pueden verse. Sin embargo, tiene otras 26 donde se lo ve con amigos, en la cancha de fútbol de El Abra y en su celda, además de otros espacios. Le gusta compartir mensajes de amistad con sus contactos y música.

SAN SEBASTIÁN También se encuentra conectado al Facebook Mario Ortíz Meruvia, de 22 años, que el 16 de mayo fue detenido preventivamente en la cárcel de San Sebastián acusado por atraco. Fue identificado por la Policía como miembro de la pandilla Los Gígolos. Un video casero ayudó a capturarlo en el municipio de Vinto junto a otras dos personas. Meruvia sería quien encañonaba a sus víctimas con el arma de fuego para luego robarles. Fueron afectados más de 100 estudiantes universitarios, la mayoría extranjeros y de universidades privadas.

La última información que pone en el Facebook es del 23 de mayo. “Dios dame fuerza pa salir adelante y sabiduría pa ser fuerte”, dice y agrega “me siento triste”.

En su muro señala que sus estudios los realizó en un instituto de gastronomía y tiene fotografías de viajes que realizó por diferentes partes del país.

Familiares se dan modos para ingresar módems y celulares

Un pequeño hilo colgando de la pierna de una mujer alertó a los policías de la cárcel de San Sebastián durante la revisión tradicional que se hacía al ingreso a los visitantes hace algunos años. Se descubrió que en el otro lado del hilo estaba amarrado un celular, el mismo que fue introducido en su parte íntima.

Los policías que cumplían esta función, en ese entonces también recuerdan que algunas mujeres guardaban los celulares y los módems de internet en las zapatillas de los niños pequeños y amarrados en los brazos de los bebés.

“Es muy difícil hacer el control porque cuando quieres hacer un trabajo más exhaustivo te acusan de abuso”, recordó uno de los efectivos.

Otro explicó que los visitantes los amenazan con denunciarlos ante el Defensor del Pueblo o Derechos Humanos por la vulneración de sus derechos.

“Pese a que son las mismas mujeres que les revisan, las visitas dicen que actúan contra su integridad”, señaló.

La Ley 2098 de Ejecución de Penas y Supervisión, en el artículo 5 hace referencia al respeto a la dignidad. “Queda prohibido todo trato cruel, inhumano o degradante”, dice la norma.

Por otro lado, el artículo 68 establece que las funciones del personal de seguridad es de impedir el ingreso de personas portando armas de cualquier naturaleza, salvo que se trate de personal de seguridad exterior, debidamente autorizado. El reglamento hace referencia al ingreso de equipos de comunicación como los celulares, tablets, computadoras y otros.

Por otro lado, en el artículo 70 sobre deberes especiales dice “requisar y revisar cuidadosamente a los internos y a las visitas conforme al Reglamento”.

Pero, al margen de estas disposiciones, algunos jueces instruyen el ingreso de los equipos de computación y celulares a los diferentes centros. La Dirección Nacional de Régimen Penitenciario denunció a tres administradores de justicia de La Paz y Santa Cruz.

Sin embargo, también se aclaró que las computadoras que hay en los penales forman parte del Centro de Educación Alternativa, un programa autorizado desde el Ministerio de Educación para los privados de libertad. En este caso existe un control externo.

“Se ha proyectado tres sistemas de seguridad este año”

Javier Aramayo
Régimen Penitenciario
El director nacional de Régimen Penitenciario, Javier Aramayo, promueve un trabajo a través de comisiones técnicas con miras a la Cumbre Nacional Penitenciaria, que se llevará a cabo en septiembre.

Paralelamente gestiona presupuesto para hacer efectivo algunos planes inmediatos para mejorar la seguridad.

P. ¿Qué se está haciendo para frenar el uso de tecnología dentro de los penales?

R. En el caso de los centros penitenciarios se está proyectando entre el Gobierno Nacional, la Dirección de Régimen Penitenciario y el Ministerio de Gobierno contar con tres sistemas de seguridad. Uno es de las cámaras de seguridad, detector de objetos y metales y el otro es de inhibidores de señales o bloqueadores de celulares.

P. ¿Cómo avanza su implementación?

R. Se tiene la suscripción de un acuerdo entre el Ministerio de Gobierno y la empresa Tigo. El Gobierno también está en proceso de captación de un crédito con el Gobierno de la República China. La perspectiva es también que la cooperación internacional coadyuve para fortalecer el esquema de seguridad.

Ya tenemos cámaras en varios penales como el de San Pedro de Sacaba, San Sebastián varones y El Abra, en Cochabamba, y son de gran utilidad.

P. ¿Cuándo se va a concretar estos proyectos?

R. Para que la política de equipamiento, tecnificación y modernización del sistema de control y vigilancia se implemente dependemos del Estado, del crédito y de la predisposición de los gobiernos departamentales y municipales. El viernes 13 y sábado 14 de junio trabajará una comisión técnica para los respectivos reformulados y ajustes presupuestarios para el 2014. Luego, el mes de julio, en Santa Cruz, se proyectará una inversión para los próximos 5 años, es decir, hasta el 2019. En agosto se realizará la mesa nacional penitenciaria para cerrar los acuerdos y compromisos para ir a la Cumbre Nacional Penitenciaria que será en septiembre.

Irregularidades se deben a la falta de control y problemas de infraestructura

La Policía Departamental reconoció la deficiencia en los controles que realiza en el interior de los penales de Cochabamba. Solo los operativos sorpresa permiten a los efectivos policiales el decomiso de objetos prohibidos.

Su situación se complica aún más porque no cuentan con la tecnología y los medios que tienen algunos privados de libertad. Este medio descubrió que tienen internet y comunicación mediante el celular, además de cabinas telefónicas. Un exinterno contó que sus equipos son de última tecnología.

Todo lo contrario sucede con los custodios de los penales. En El Abra, desde hace más de un año no cuentan con el servicio de telefonía fija por falta de pago. Tampoco tienen el servicio de internet para cualquier control, por ejemplo del Facebook. La única forma de comunicarse “con el mundo exterior” es a través del celular, los que lo tienen.

El comandante departamental de la Policía, coronel Alberto Suárez, reconoció las deficiencias de personal y equipamiento. Pese a esto, dijo, lograron detectar que todavía continúan accionando algunos delitos desde las cárceles.

RÉGIMEN PENITENCIARIO Por su parte, el director departamental de Régimen Penitenciario, Dennis Mejía, recordó que es el gobernador de las cárceles, un policía, el encargado de determinar cuáles son los objetos que ingresan a los penales con el apoyo policial.

A su vez, reconoció que es necesario contar con instrumentos materiales y tecnología para detectar el ingreso de estos objetos.

“Se requiere un escaneo para evitar que las visitas se molesten durante la revisión, en especial las mujeres”, manifestó.

Dijo también que esto no es posible porque se necesita de una infraestructura más adecuada para la adquisición de cualquier equipamiento.

“La solución pasa por la infraestructura para contar con puntos de revisión. Ahí no se va a requerir mucho personal”, acotó.

Fuente: Opinión
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...