30 mayo 2014

Las falencias de internet en Bolivia.



Hace algunos días, el 17 de mayo, se conmemoró el Día Internacional del Internet, establecido por  Naciones Unidas como un espacio para que los Estados y las sociedades reflexionen sobre la importancia e incidencia de las nuevas tecnologías de la información y comunicación y su máxima expresión:   internet.

En Bolivia, la oportunidad sirvió para reflexionar -una vez más- sobre la necesidad de contar con mayor cobertura y acceso, y mejorar la calidad del servicio.

 Entre 18 países del continente, Bolivia actualmente ocupa el lugar 17 en acceso a internet -es decir que somos el penúltimo país en el ranking regional, solamente antes de Nicaragua- y las dificultades de cobertura son todavía muchas, tanto que existen demasiadas poblaciones en el país que no tienen  acceso a este servicio y se encuentran "desconectadas" del mundo.

 El tema de la calidad merece un punto aparte, pues además de que aún es excesivamente cara, la red  internet en Bolivia es extremadamente lenta para lo que exigen los usuarios y muchas de las aplicaciones que se usan en el mundo entero hoy en día.

Sin embargo, a pesar de estas deficiencias, el país ha dado pasos gigantescos en este ámbito. El crecimiento de su uso, especialmente en los centros urbanos, es impresionante. Asimismo, son importantes los pasos que el Gobierno nacional y algunos gobiernos locales están dando para llevar a más ciudadanos este servicio y optimizar su uso en la educación, la salud y la gestión pública.

En días pasados, justamente a raíz del Día Internacional del Internet, la Fundación para el Desarrollo de Tecnologías en Información y Comunicación (Fundetic) anunció la presentación de  un proyecto destinado a promover y regular el teletrabajo "como un instrumento de generación de empleo y autoempleo" mediante la utilización de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

El proyecto, que puede parecer utópico, ya es una realidad en muchas naciones,  lo mismo que el uso de internet para la educación regular, aspecto que los docentes bolivianos aún no terminan de descubrir y explotar.

Sin duda, el camino boliviano para conectar con la Aldea Global de la información y la comunicación  es aún muy largo e incipiente. Mientras en el mundo se debaten aspectos de regulación y uso multidisciplinario de internet, nosotros aún aspiramos, primero, a un acceso democrático y de calidad.

Con todo, por su importancia determinante en el desarrollo -actual y futuro- de la humanidad, es bueno seguir soñando. Las autoridades nacionales no pueden detenerse en este camino del cual no podemos eximirnos,

 El tema de la calidad merece un punto aparte, pues además de que aún es excesivamente cara, la red internet en Bolivia es extremadamente lenta.

Fuente: Editorial de Pagina Siete. 30 de Mayo de 2014.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...