21 abril 2014

¡Sin internet!



ÓSCAR GÓMEZ BERTHÓN ** Abogado

Desde un tiempo a esta parte el servicio de internet en la telefonía móvil ha cambiado  la forma de vida de muchas personas al punto tal que son contadas las que pueden afrontar su rutina diaria sin hacer uso de su teléfono móvil. Y es que las aplicaciones contenidas en los teléfonos móviles hoy en día permiten a los usuarios intercambiar información -a escala mundial- de forma ágil y efectiva, los beneficios son diversos, estos pueden aplicarse al plano laboral y social, prueba de ello es la notoria adicción en niños, jóvenes y adultos.
Según los datos oficiales del censo 2012 el 71,59% de la población cuenta con servicio de telefonía fija o celular, siendo los departamentos de Santa Cruz, Tarija, La Paz y Cochabamba los que presentan mayores niveles de acceso a las tecnologías de información y comunicación.

Esto demuestra que los principales departamentos gestores de la economía boliviana están muy ligados al uso de las tecnologías.
Corroborando el dato provisto, el INE (en el mismo informe de resultados del censo) estableció lo siguiente: "Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) son un factor de desarrollo social y crecimiento económico. En este contexto, el grado de adopción y uso tienen un impacto en el desarrollo social y económico del país".
La Ley Gral. De Telecomunicaciones (Nº164 del 8 de agosto del 2011) establece como prioridad nacional la promoción del uso de las tecnologías de información y comunicación para procurar el vivir bien de todos los bolivianos (art. 71), asimismo, en la ley se destaca la protección al usuario (consumidor) de tales servicios en caso de que este sea víctima de incumplimientos por parte del operador o prestador del servicio, sea por error de facturación, deficiencia o corte del servicio, el usuario queda facultado para exigir el reintegro o devolución de montos que resulten favorables a él (art.54, #12).

Aunque la ley se encuentra vigente desde hace tres años, todavía el servicio de internet en Bolivia es precario, la intermitencia del mismo, la baja velocidad de navegación, así como los altos costos para su acceso son puntos fundamentales que demuestran que nuestro país todavía no se encuentra en la era digital, de la misma forma se evidencia la falta de aplicación total de la mencionada ley.
Considerando la novedosa gama de figuras digitales que plantea esta ley, así como la pronta puesta en marcha del satélite Tupac Katari, como sociedad consumidora, podríamos asumir que habrá un cambio radical en torno a todo el ámbito del servicio concerniente a las tecnologías de información y comunicación; de igual forma podríamos anticiparnos que toda empresa operadora y proveedora de estos servicios tendrá la difícil tarea de cumplir con la provisión ininterrumpida del servicio, de lo contrario podría verse afectada a fuertes sanciones, sumadas a multas y devoluciones de montos económicos a los usuarios por daños y perjuicios ocasionados, sea por dolo o simple culpa (art.93 y 94).
Sea cual fuere la situación venidera –aparentemente- los consumidores seremos los beneficiados puesto que queda claro que de alguna forma los gestores de poner en órbita el afamado satélite deberán demostrar los beneficios de este para poder así justificar el precio invertido.

Hasta entonces solo resta tener paciencia con los operadores y proveedores actuales del servicio de internet, tarde o temprano, aquellos mensajes que a diario recibimos de: "Sin internet" –pronto- serán historia, brindando resultados palpables y sobre todo herramientas para que cualquier usuario pueda hacer prevalecer su derecho de pagar por un servicio real, con calidad y sin interrupciones.


Fuente: El Deber.

Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...