21 diciembre 2013

A los 52 minutos, la base cruceña recibió señales del TKsat-1



RUY D’ALENCAR
EL DEBER


Monitoreo. La antena de 13 metros de la estación terrena de La Guardia recibió señales del TKSAT- 1 desde las 13:34 (hb), algo que hizo que el ingeniero Marco Antonio Torrico, de la Agencia Boliviana Espacial, confirme el inicio de operaciones 


A las 13:34, el plato gigante de la antena de estación de La Guardia (Santa Cruz) comenzó a zumbar y a moverse en un paneo de arriba abajo, atrayendo la mirada de los encargados de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), los cinco operadores bolivianos y los 12 técnicos chinos del lugar. Boquiabiertos, mirando al cielo, dijeron que eso era signo de que la base cruceña había empezado a recibir señales del satélite Túpac Katari  (TKSAT- 



1), a 52 minutos de su despegue de Xichang.



“Empezamos a recibir señales, se han tomado datos de telemetría. Podemos estar tranquilos”, dijo el ingeniero de la ABE, Marco Antonio Torrico, entusiasmado, anticipando ante las cámaras de televisión un previsible éxito del despegue, poco antes de que el presidente Evo Morales lo confirmara. “Falta que el comandante de la misión, que está en China, lo confirme”, añadió, que luego se abstuvo de hablar hasta que Morales lo oficializó.



Rodrigo Pérez, técnico de la ABE, encargado de la obra civil de la base terrena Grigotá, explicó que a partir del lanzamiento al espacio, el programa de monitoreo TKSAT- 1 funcionará para el control de ubicación orbital del satélite. Desde La Guardia, un equipo de técnicos bolivianos formados en China y algunos cooperantes de ese país harán seguimiento.



Base Grigotá
Aplausos, festejos y sonrisas. Ese fue el ambiente al interior de la sala de monitoreo de la base Grigotá, tras recibir desde Xichang la confirmación de que la misión fue exitosa. “Estamos orgullosos de ser parte de esta historia, que permite que Bolivia comparta espacio con un selecto grupo de países”, dijo emocionado Torrico.


ANÁLISIS


Ser el nodo de la comunicación
Mario Durán Chuquimia
ANALISTA Y CIBERACTIVISTA

Ya tenemos la infraestructura de televisión satelital, pero tenemos que pagar a satélites brasileños por el servicio. Ya tenemos casi integrados a los pueblos del país por el servicio de telefonía, puedes llamar de La Paz a Guarayos (Santa Cruz) pero te cobran Bs 1,50 por minuto. Hay internet, pero es caro y deficiente.

Con el satélite Túpac Katari en órbita el desafío es brindar el servicio de televisión satelital a todo el país, con costos accesibles.  Dar cobertura total al territorio nacional, pero con tarifas accesibles. Se debe aprovechar para abaratar costos a los bolivianos. En el mediano y largo plazo, Bolivia debería ser el nodo de las telecomunicaciones de Sudamérica


Dimos el salto tecnológico

Antonio Torrico
INGENIERO DE LA ABE


Se hará el monitoreo del satélite las 24 horas. La antena ha tomado posición y espera que el Túpac Katari asuma posición orbital en los siguientes días. La Guardia y Amachuma ya tomaron contacto. Por eso hizo movimientos la antena. La antena que queda acá sirve para controlar la órbita que durará, por lo menos, una semana más.

Gracias a este proyecto, Bolivia da un salto tecnológico. Es la culminación de un periodo de tres años de preparación junto con China. Esta estación de respaldo funcionará para controlar el sátelite si es que la estación terrena de Amachuma (El Alto) tiene dificultades. El país es el número 50 en lanzar un satélite.


Fuente: El Deber. 
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...