02 septiembre 2013

Twitter debuta como sitio de primicias VIP con el caso Róger Pinto.

Periodistas, políticos, autoridades y familiares de Pinto pasaron por Twitter



Todo comenzó con nueve palabras a las 15:43 del sábado 24 de agosto. “Primicia total: Róger Pinto ya no está en Bolivia”, tuiteó @PepePomacusi desde su cuenta en la red de microblogs. Por primera vez, Twitter había dado la primicia de una noticia importante en Bolivia y, durante un par de días, monopolizaría el debate entre autoridades y líderes de opinión sobre la salida del senador opositor de Bolivia.
 
En la mar de internet del Estado Plurinacional, Twitter es una red casi marginal. Según el reporte de Alexa, generador de estadísticas globales, la red del pajarito azul ocupa apenas el puesto 26 entre las páginas más visitadas en Bolivia, muy lejos del campeón Google o del subcampeón Facebook, red social que hasta el moneto había servido de soporte para las movilizaciones, campaña y debate político en Bolivia.


Trinos gruesos 
La primicia de Pomacusi, director de la revista Poder y Placer, tardó en cuajar en los medios tradicionales. Antes de aparecer en los portales web más visitados del país, comenzó a rebotar en otras cuentas de Twitter. 
La primera reacción fue la duda. A las 16:19, @AndresGomezV, cuenta del director de Erbol, publicó: @ErbolDigital preguntó a Róger #Pinto, ¿Está usted en el país o está en Brasil? Respuesta....”. 



Minutos más tarde, a las 16:41, una recién llegada a Twitter demostró que está en la red para ser protagonista. La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, comenzó a gestionar la crisis a través de su cuenta @DavilaTorrez. “Para el gobierno boliviano, el senador Róger Pinto continúa, oficialmente, en la embajada de Brasil en Bolivia”. 


Inmediatamente después, Dávila acotó: “Pomacusi dice que Pinto ya no está en Bolivia. Esa información, en poder de sus allegados, debe ser confirmada por Brasil vía diplomática”. Pomacusi aprovechó el comentario para hacer aclaraciones. “Un buen día para entender la diferencia entre oficialmente y realmente”. 


Para ese momento, en las redacciones de todo el país se trataba de confirmar la noticia, pero Andrés Gómez quiso compartir el proceso de verificación con sus seguidores: “Una autoridad se sorprende con pregunta de @ErbolDigital: ¿Es cierto que Pinto salió del país? "Quéee? Que yo sepa no le dimos salvoconducto"; “Un diplomático comenta: "Yo sabía que había negociaciones en secreto entre los gobiernos de Bolivia y Brasil"; “Otra fuente diplomática señala: "En todo caso se habló de una salida ‘discreta’ de #Pinto, pero no le puedo asegurar nada". 


A las 17:00, la periodista Maggy Talavera preguntaba a Pomacusi la fuente de su revelación y solo un minuto después, Carlos Valverde se unió a la fiesta. “Puedo asegurar que a esta hora Róger Pinto está en Brasil. Qué alegría, Chonta”, escribió en su cuenta @CFValverde. 


Solo fue después de una hora, a las 18:10, cuando la hija del senador Denise Pinto, retuiteó la publicación de Valverde y todo se dio por confirmado: Pinto estaba en Brasil.



Ahí Dávila volvió a tener protagonismo: “El Gobierno boliviano no dio, porque la ley se lo impide, ningún salvoconducto a Pinto, para Brasil ni otro país”. “Si el salvoconducto no hubiese sido imprescindible para la salida del senador Pinto no estaríamos hablando hoy de su presunta huida”.


 Poco tiempo después, la ‘huida’ dejó de ser presunta para volverse ‘oficial’. “Róger Pinto se ha fugado como un vulgar delincuente”, declaró el ministro de la Presidencia a Fides”, publicó Dávila.

Reacciones
A partir de ese momento, el debate fue sobre la forma en la que salió Pinto. El expresidente Carlos de Mesa opinó en su cuenta @Carlosdmesag “Róger Pinto. Una situación que pudo evitarse si el Gobierno le concedía el asilo como correspondía”. El exmandatario tuvo un lapsus y puso ‘asilo’ donde debió poner ‘salvoconducto’. Eso fue aprvechado por el exministro de Gobierno Sacha Llorenti, para revivir alguno de sus más acalorados debates tuiteros con Mesa. “Al Gobierno no le correspondía otorgar asilo a Pinto. Tampoco un salvoconducto, que es otra cosa”; como lo envió en forma de respuesta a Mesa, éste replicó rápidamente: “Otorgar un salvoconducto a Pinto, por supuesto que era una obligación. Es una regla internacional incuestionable”, le retrucó. Hubo un par más de tuits que fueron y vinieron, antes de que Mesa se ocupe de dialogar con otras personas. “Si lo mira bien, esta forma de salida de Pinto, le resuelve más el problema al Gobierno que a Brasil”, le respondió a otra usuaria de Twitter. 



Ya para entonces, Samuel Doria Medina festejaba la noticia en su cuenta. “Varias fuentes en la red aseguran que Róger Pinto está en Brasil: Venció su lucha, el Derecho, la Libertad, la Justicia, la Democracia”; “Oficialismo se rasga las vestiduras, nada remplaza la victoria, ésta le pertenece a Róger Pinto, luchó, nunca perdió la fe y lo logró”, escribió.



Ya para entonces, la cuenta de Denise Pinto, se llenaba de felicitaciones. “Disfruten de tu padre, Denise, un gran hombre, valiente y luchador. Unidad es la Alternativa al régimen”, le escribió Arturo Murillo. Un día después, Rubén Costas se unió al festejo: “Quiero transmitirle todo mi apoyo al senador Róger Pinto, por su valentía en su lucha por la libertad”, escribió el gobernador cruceño. 



Lo que comenzó como una noticia difícil de creer, se transformó en una victoria opositora y en la primera primicia de Twitter en Bolivia” 


  CLAVES 

Con un trabajo más lento
Los portales noticiosos y las webs de los principales periódicos nacionales tardaron tres horas en verificar la primicia lanzada en Twitter por José Pomacusi y pornerla en internet. Pero fue a partir de esta acción que el tema se volvió viral en las otras redes sociales.


El mensajero sí importa
El prestigio de quien difundió la noticia sobre la salida de Róger Pinto, hizo que la noticia no pase solo como un rumor. El prestigio recolectado en medios impresos, en la radio o la televisón, aún pesa mucho en las redes sociales. En Bolivia no hay ‘estrellas’ nativas de la web.


Es efectiva para distribuir un mensaje


Pablo Rivero | EXPERTO EN REDES SOCIALES
Twitter es una plataforma que se ha posicionado muy bien como alimentador de información en tiempo real. En este sentido, la velocidad de reproducción de un mensaje es su mayor ventaja, así como la llegada a actores clave alrededor de esa información. En el caso de Pinto, se trata de líderes de opinión y actores directamente relacionados con el asunto (como la hija del senador Pinto), por lo que sus mensajes se direccionan a líderes de opinión y, desde ellos, se amplifica y reproduce a los medios y la ciudadanía.


Al ser Twitter una plataforma de mensajes públicos (a diferencia de Facebook donde uno envía información a sus ‘amigos’), y esta información puede renviarse por terceros, no se plantea como ‘masiva’ sino más bien como ‘efectiva’ en cuanto a la distribución de un mensaje determinado


“Todavía la influencia de Twitter es mínima en Bolivia”



Amanda Dávila - Ministra de Comunicación -
Escogió el día perfecto para abrir su cuenta en Twitter. La ministra Amanda Dávila, que se describe en la red como “periodista, activista y excomulgada”, hizo un contrapunteo con el resto de los tuiteros con el caso Róger Pinto, ¿Veremos desde ahora una vocería gubernamental virtual? Ella dice que aún no alcanza.

¿Por qué decidió ahora activar su cuenta en Twitter? 
El tema del Twitter tiene que ver con una prueba piloto personal para ver si puedo ingresar a este mundo. Es una herramienta que todavía hay que ponerla en suspenso, como algo que puede ser efectiva, pero al mismo tiempo puede provocar confusión. Para mí es una experiencia piloto para ver cómo manejo la herramienta.  

¿La confusión viene dada por la inmediatez? 
Para nada. Para mí eso no es complicado. Sé lo que tengo que decir y cuándo decirlo. Uno no puede decir todo lo que sabe mediante un Twitter. El tema complicado es que creo que absorbe demasiado tiempo. Como se va intercambiando el mensaje, puede llegar bastante distorsionado. Me gusta el Twitter, es una herramienta muy efectiva.

En otros países las redes sociales han hecho que los políticos se alejen de los periodistas, ¿pasará lo mismo acá con Twitter? 
Bueno, nosotros tenemos una cuenta en el Ministerio de Comunicación que es bastante exitosa. Es un Twitter institucional y es considerado uno de los mejores del continente, no por gente de Bolivia, sino por organizaciones de fuera del país. Muchas autoridades de otros países lo consultan todos los días. Allí se difunde la agenda oficial.  

Entonces, ¿la agenda oficial se manejará por la cuenta del ministerio y la vocería por su cuenta personal? 
El problema con el Twitter de una autoridad es el hecho que lo que se diga resulta siendo siempre oficial. No se puede desprender el cargo que se tiene de lo personal y es muy complicado estando en el Gobierno. Hay que asumir nomás esa responsabilidad tan enorme que a veces impide el desarrollo de la propia personalidad.

¿El cargo supera a la persona en este caso? 
Sí y mucho más cuando una está de ministra de Estado. La propia personalidad y la opinión personal deben ser guardadas porque no se habla como persona sino como un representante del Estado. Ese es el riesgo. Intento tener cuidado en Twitter, porque sé que lo que diga será tomado como algo oficial.  

¿Cree que en algún momento este tipo de comunicación remplazará las conferencias de prensa? 
Estamos lejos de eso. Primero tenemos que lograr que el uso de internet se masifique en Bolivia, así como las otras herramientas de tecnología de información. La internet no tiene una gran cobertura y forma parte del trabajo del Gobierno desarrollar estas tecnologías con la instalación y funcionamiento del satélite Tupac Katari, además de otros servicios como la Agencia Boliviana Espacial, con Entel, que debe aumentar la cobertura de internet que es la más baja de América Latina. 

 
Imagino que una de las grandes ventajas de estas tecnologías es que elimina la intermediación de los medios, que se puede comunicar directamente con la ciudadanía. 



Consideramos que la internet puede ser muy importante para informar a la ciudadanía en los sectores citadinos. El Gobierno ha desarrollado otras formas de comunicación para las bases, poblaciones rurales y comunidades. Pero para el sector urbano, que usa estas herramientas, podría ser muy interesante. Hay un proyecto de potenciar internet, darle mayor velocidad y cobertura.  

Con tres días en Twitter ya se ha especulado que a través de este medio usted ha recuperado el protagonismo perdido en la vocería, ¿lo ve así?



No, en absoluto. El Twitter es un ensayo, un proyecto piloto para ver cómo resulta. En el Ministerio de Comunicación estamos impulsando que todos los ministerios tengan su Twitter, su página en Facebook y otros elementos. La vocería no es algo que tiene que estar presente todos los días. Un vocero no dice lo que quiere, sino la posición oficial del Gobierno y eso requiere reuniones, definiciones de líneas sobre los problemas, sopesar las circunstancias del hecho para poder hablar. Un vocero no es uno que está hablando todo el tiempo. Hablando de la forma tradicional, no-sotros trabajamos con una amplia mayoría de la población que normalmente no utiliza medios tradicionales de comunicación, son otras formas, otras herramientas. Todo depende de los públicos. El tema de Twitter es llegar a un pequeñísimo segmento de la población. 



Pequeño pero influyente. 

Tendríamos que hacer un estudio, de qué manera pueden ser influyentes. No he visto que un tuit haya hecho cambiar una política de Estado. Estuve sin Twitter mucho tiempo y no pasó absolutamente nada. Todavía la influencia es mínima, no tiene la incidencia de otros países. Ahora, el propósito del Twitter es llegar a otros públicos que están fuera del país. Ellos sí se han llegado a enterar de cosas que estamos haciendo a través de esta herramienta. En Bolivia tenemos la suerte de tener un presidente que tiene una vocación de comunicador innata.  

¿Evo tendrá Twitter? 
Evo es una persona que considera que estas herramientas son muy divertidas, pero entrar en ellas puede generar una ocupación permanente y, como ya su jornada de trabajo es demasiado larga, no creo que pueda hacerlo, no tiene tiempo.


Fuente: El Deber
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...