27 septiembre 2013

Sugieren que COTEL ya no sea cooperativa para superar crisis

Sugieren que COTEL ya no sea cooperativa para superar crisis
Instalaciones de la cooperativa en el centro paceño.
Página Siete  / La Paz

La Cooperativa de Teléfonos de La Paz (COTEL) atraviesa  una crisis económica e institucional, y la nueva interventora, Nila Heredia,  plantea que la  salida es que los socios definan si sigue o deja de ser  cooperativa, o bien retorna a la calidad de sociedad anónima, como en el pasado.  

"La intervención puede parar, pero no frenar los problemas. El Estado debe definir y dar un mecanismo a los socios para que definan si COTEL sigue como cooperativa o vuelve a ser sociedad anónima con presencia del Estado, de los accionistas e incluso del municipio. Esta estructura permitió (en el pasado) un manejo más equilibrado, inteligente, menos manipulable y visiblemente no corrupto”, dijo   Heredia ayer en una entrevista con la red ERBOL.

El dirigente de los trabajadores, Alberto García,  ya mencionó anteriormente esa posibilidad. "Antes de 1985, cuando se aprobó el Decreto Supremo 21060, COTEL se desempeñaba como una sociedad anónima y tenía ocho directores: dos elegidos por el Gobierno central, dos por la Alcaldía de La Paz y los cuatro restantes  por los socios”, recordó.

    Hoy, la  cooperativa es  gestionada por un Consejo de Administración  fiscalizado por el Consejo de Vigilancia,  ambos electos por voto  de los socios. 

Sin embargo, Heredia dijo  que   no hay participación de los socios en los comicios. 

"Modificaron los estatutos y se generó una cultura administrativa en que los consejeros también son ejecutivos. El gerente es nombrado por el Consejo Administrativo con apoyo de los trabajadores o grupos de personas que terminaron siendo empleados”, remarcó.

Añadió que las funciones de una intervención le impiden hacer  cambios estructurales. "El mandato que tengo es  manejar la parte administrativa- financiera y garantizar el funcionamiento hasta las elecciones”, sostuvo.

La cooperativa tiene   deudas   que suman alrededor de 700 millones de bolivianos  con  el Servicio de Impuestos  Nacionales (SIN), con la Autoridad de Regulación de    Telecomunicaciones y Transportes (ATT) y con otros acreedores. 

Está en quiebra técnica, según la intervención.
Punto de vista


 fabián  yaksic   
Asambleísta por el MSM


Debían contratar a siete ejecutivos

Hace más de un año la comisión de investigación de COTEL  entregó  su informe de conclusiones, pero la directiva de la Cámara Baja no aprobó ese documento. 


Mencionamos la quiebra técnica y la situación crítica. No puede haber una intervención política  y lo que correspondía es una intervención técnica que debió haberla hecho la Autoridad de Telecomunicaciones y Transportes (ATT).


Recomendamos que se ponga freno a estas ineficientes administraciones y sugerimos contratar al menos a siete ejecutivos por concurso de méritos, como los gerentes general, financiero, comercial, de planificación y proyectos, de sistemas,  el director jurídico y el jefe  de auditoría.


Luego nos damos mayor tiempo para conformar una comisión interinstitucional para debatir qué sucederá con la personería jurídica, ya sea como cooperativa mixta, como sociedad nacionalizada o como sociedad anónima.

La Contraloría auditará los estados financieros de 2010 a 2012
La Contraloría General del Estado (CGE) auditará los estados financieros de la Cooperativa de Teléfonos de La Paz (COTEL) de las gestiones 2010 a 2012 a pedido la interventora, Nila Heredia, para identificar a los posibles responsables de su crisis financiera e institucional.

  "Le pedí a la Contraloría hacer la auditoría externa -que se me pidió hacerla- de las gestiones 2010, 2011 y 2012, porque hay intereses del propio Estado. De esa forma sabremos qué pasa con las acciones y por qué bajaron. 

Internamente, estamos haciendo otras auditorías, pero también la Contraloría y que salte la perdiz”, dijo Heredia con respecto a la posibilidad de dar con   los responsables de la crisis  de la telefónica local. 

Explicó que uno de los exámenes  que la intervención solicitó está explícitamente dedicado a los procesos legales. "De esa forma sabremos cuántos procesos se  ocultaron y cuántos otros fueron perdidos por ineficiencia” para definir las responsabilidades,  explicó. 


Por ejemplo,  se podrá identificar a los responsables de la deuda por 120 millones de bolivianos de COTEL con Impuestos por la compra de la empresa de TV por cable ITS, incluidos sus pasivos. "No es posible que estén tranquilos (los responsables) con semejante deuda para los socios”, añadió. 


A esta deuda con Impuestos se suman otras que llegan a 500 millones de bolivianos y que se   negocian para el pago en cuotas. También hay obligaciones  con la ATT y otros acreedores por otros 200 millones de bolivianos. 
La intervención durará tres meses y dentro de ese periodo Heredia debe convocar las  elecciones  para los consejeros de Administración y Vigilancia. 


Dijo que harán algunas inversiones para mejorar la capacidad instalada de TV cable, puesto que sólo COTEL  transmitirá el Mundial de fútbol de Brasil el próximo año.

Deben  Bs 6,4 millones por sueldos devengados
La Cooperativa de Teléfonos de La Paz (COTEL) debe 6,4 millones de bolivianos por sueldos devengados a 80 trabajadores, que fueron retirados en gestiones pasadas sin cumplir con las normas laborales. 

"Tenemos una deuda de seis millones por sueldos devengados a personas que le ganaron a COTEL (en el Ministerio de Trabajo), porque los retiraron (sin cumplir las normas laborales) entre  2006 y   2008.  Hay otra gente a la que tenemos que pagar 400 mil bolivianos. Todos    ellos, según la norma, han sido reincorporados”, dijo la interventora de COTEL, Nila Heredia.


Ésta es otra deuda que se  suma a la global de  700 millones de bolivianos que COTEL debe  al Servicio de Impuestos Nacionales y a  la ATT,  lo cual  derivó en una quiebra técnica. 


Explicó que los 80 trabajadores fueron retirados sin previo aviso y en el pasado se dejó que se acumularan sus beneficios; luego, éstos  apelaron al Ministerio de Trabajo y como sus  derechos laborales son imprescriptibles, la cooperativa debe pagar.


"Tenemos reincorporadas a estas personas,  debemos pagarles por dos; son tres a cuatro años que no trabajaron e igual pueden llevarme presa hasta que se les pague”, afirmó Heredia.


Por esta razón, la interventora comenzó a dar preavisos de retiro a varios trabajadores sin precisar el número. Ella espera que en tres meses sean retirados.


"Usted verá que no es sólo un tema administrativo;  uno no entra a hacer lo que quiera, sino a  respetar la norma”, remarcó Nila Heredia.

Fuente: Pagina Siete.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...