24 julio 2013

Nuevo estudio de la GSMA revela cómo la banda ancha móvil conectará a 149 millones de latinoamericanos en la base de la pirámide de ingresos .

Un nuevo reporte publicado hoy por la GSMA Latin America revela el potencial que posee la banda ancha móvil para cerrar la brecha digital en América Latina y conectar a los más de 149 millones de personas que viven hoy en la base de la pirámide de ingresos socio-demográfica. Los planes de datos móviles que han reducido sus tarifas 52% en los últimos 3 años y la introducción de planes pre-pago de internet móvil diarios están permitiendo el acceso a muchos de los usuarios de menores ingresos por primera vez a la Sociedad de la Información.
El estudio, desarrollado por Telecom Advisory Services y comisionado por la GSMA, presenta evidencia de como la tecnología móvil es la más capacitada para universalizar el acceso a internet en Latinoamérica. Las redes móviles desplegadas en América Latina han sido las plataformas tecnológicas que permitieron resolver la brecha de demanda de la telefonía de voz, a las que hoy prácticamente todo el mundo tiene acceso. El estudio argumenta que siguiendo la tendencia de la telefonía móvil, los operadores móviles, estimulados por el efecto de competencia, permitirán reducir la “barrera de asequibilidad” para los servicios de datos que enfrentan los sectores de más bajos ingresos.
<em>Descargar Reporte</em>
La base de la pirámide socio-demográfica en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y México representa unos 33 millones de hogares y 149 millones de personas que cuentan con un ingreso mensual de US$ 114 promedio, con lo cual su capacidad de acceder a banda ancha es extremadamente limitada.
Si bien los planes sociales de banda ancha fija han contribuido a aumentar la penetración de Internet, los principales beneficiados fueron las clases medias latinoamericanas y no han impactado en la barrera de asequibilidad para la base de la pirámide. Sin embargo, la banda ancha móvil puede brindar un servicio asequible para los hogares más humildes a través de su mayor flexibilidad en los planes que se ajustan a la capacidad de consumo de cada usuario, a la competencia en precios, y la facilidad de uso de los dispositivos móviles, que cada vez agregan más funcionalidades para conectarse a la Sociedad de la Información.
Los planes de datos móviles más económicos para smartphones en toda Latinoamérica han experimentado una reducción en sus precios mensuales de 52% en los últimos 3 años. En el segundo trimestre de 2010 estos planes se conseguían en promedio por U$17.68 mensuales descendiendo hasta US$12.79 en 2011 y a US$8.33 en 2013.
Al mismo tiempo, los planes de internet móvil como los de A$1 por día en Argentina, R$0.5 en Brasil, M$19 en México y USD1,1 en Ecuador están permitiendo que las personas viviendo en hogares ganando menos de A$3,000 en Argentina, R$1,000 en Brasil, M$8,000 en México y USD115 en Ecuador puedan acceder a servicios de internet. Bajo este concepto, el abonado adquiere el derecho a acceder a banda ancha por día, con lo que el precio a pagar por mes es en función del número de días adquirido y, de esa forma, el usuario regula el precio de adquisición mensual según lo que le resulta económicamente posible. Para muchos latinoamericanos, esta es la única forma asequible de acceder a internet ya que representa menos del 2% de sus ingresos mensuales, lo cual no puede lograrse a través de las ofertas de internet fija. Los planes de datos pregagos se están convirtiendo en una alternativa real para conectar a los desconectados de América Latina.
Los telefonos inteligentes o “smartphones” constituyen hoy un dispositivo clave para acceder a Internet, ya que su precio es significativamente menor al de un computador y tienen una difusion cada vez más alta en la región. En este sentido, estos terminales representan una herramienta para reducir la brecha de demanda de los sectores económicamente más vulnerables. Además, los teléfonos inteligentes no requieren de habilidades significativas comparadas con aquellas necesarias para operar un computador. Esto permitiría resolver ciertas barreras en la falta de alfabetización digital.
Aún con estos fuertes avances en los últimos años, el estudio concluye que la brecha en la adopción de banda ancha en América Latina es todavía muy importante y es necesario continuar trabajando mancomunadamente para terminar de cerrar la brecha digital regional. El trabajo, desarrollado por la consultora liderada por el Dr. Raul Katz, expone que para atacar la brecha de demanda de banda ancha en la base de la pirámide es necesario apelar a nuevas estrategias que no se circunscriban solamente a la intervención estatal directa. Los mecanismos indirectos que estimulen o incentiven la inversión y competencia en estos sectores pueden ser aún más fructíferos.
Un claro ejemplo está en poner a disposición más espectro para servicios móviles. La mayor disponibilidad de espectro permitirá aumentar la oferta de servicios de conectividad de banda ancha móvil, lo que resultará en un aceleramiento de la tendencia a la reducción de precios y aumento de disponibilidad del servicio. A su vez, la reducción de impuestos que deben ser pagados por el consumidor final tendría un efecto positivo en la masificación del servicio. En este sentido, destaca el reporte, es importante que los operadores continúen teniendo la libertad de estructurar ofertas de banda ancha, a partir de una promoción transparente de los servicios ofrecidos.
Para ver todos los resultados de la investigación regional y descargar el estudio visite el sitio web: La Banda Ancha Móvil en la Base de la Pirámide en América Latina.
Fuente: GSMA.
Si el visor no despliega, haz clic aqui.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...