25 julio 2013

¿Dónde encontrará asilo Snowden?




Los límites del destierro
Amaru Villanueva
Como conocimos a través de Wikileaks, Snowden pidió asilo político a 21 paises: Austria, Bolivia, Brasil, China, Cuba, Finlandia, Francia, Alemania, India, Italia, Irlanda, Holanda, Nicaragua, Noruega, Polonia, Rusia, España, Suiza y Venezuela. Ya había pedido asilo a Ecuador e Islandia.
Ahora bien, podemos especular, mientras permanezca en su actual suerte de limbo legal y transitorio, acerca de qué país se lo puede otorgar y bajo qué condiciones (hasta cansarnos). Creo que resulta más interesante preguntarse qué implicaría para estos países, en términos ideológicos, otorgarle asilo, y qué implicaría para Snowden aceptarlo.
Empezando con la posición de Snowden, pedir, o (peor aún) aceptar asilo de China o Rusia sería semejante a ir a Corea del Norte pidiendo asilo político por abusos a sus derechos humanos. Refugiarse bajo el ala de semejantes infractores en el mundo del espionaje digital, la censura, y la vigilancia ubicua, sería una contradicción y un profundo desacierto.
Lo que nos trae de vuelta a Venezuela y Bolivia, cuyos gobiernos han expresado la voluntad de conceder asilo a Snowden. Es importante entender lo que implica esta protección, más allá de un gancho izquierdo al imperio. Hablamos de dos países que si bien tienen una reputación errante respecto al control mediático, tampoco se han convertido en referentes de vigilancia o censura respecto a la información que fluye por el internet (sin quedar claro si es por ideología o ineficacia).
A lo que me voy es que otorgarle asilo político a Snowden, aunque sea hipotéticamente, sería indirectamente conceder la validez de los principios que defiende, dificultando futuras restricciones de derechos informáticos en nuestros países, por lo menos sin auto-contradecirse. En este sentido, el tener a Snowden como refugiado en nuestro país serviría de precedente para resguardar la privacidad digital de los ciudadanos bolivianos frente a futuras amenazas. Si algún lector no percibe estos peligros como reales, podemos remontarnos al proyecto de Decreto Supremo filtrado por Anonymous Bolivia en Marzo del 2013, el cual le posibilitaría al Estado ejercer control sobre el acceso a la información a través de un Punto de Interconexión de Tráfico (PIT). Pero en el contexto de la situación de Snowden, y en relación a las preguntas que le hace al mundo este cuento-pesadilla, la situación nuestra es lo de menos.
Paradójicamente, en los debates respecto a privacidad y libertad de información, suelen ser los países liberales y neoliberales quienes más fuertemente dicen defender estos derechos, pero quienes en la práctica han sido justamente quienes han podido romperlos de forma más hipócrita e imperceptible. Las restricciones en China, o en Cuba, se entienden (sin defenderse, claro) desde una lógica en que reina el Estado y su visión moral única e infranqueable, más arriba de derechos como la libertad de expresión o acceso a la información. Pero en EEUU, donde el programa de vigilancia masivo Prism se presume ilegal bajo su propia constitución (sin mencionar los datos que se originan en otros países, llevando esta infracción al plano del derecho internacional), es donde más vergüenza causan las revelaciones de Snowden, pues delatan una interna contradicción, prácticamente irresoluble.
La moraleja lamentable de esta épica internacional es que, al parecer, ningún país podría al mismo tiempo otorgarle asilo, y hacer prevalecer en su propio territorio los derechos a la privacidad que él defiende. De este modo, un mártir que defiende los derechos humanos que nos toca a todos defender en este siglo, al no tener pasaporte ni asilo político viable y real, paulatinamente se va convirtiendo en una no-persona, un desterrado en todos los sentidos. Snowden se encuentra en tierra de nadie en cuerpo, documentos, e ideología.

Fuente: El Desacuerdo.
Invitados a nuestro RSS feed recibe las actualizaciones vía email, o siguenos via Twitter.
Nombre: Email:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...